EN EL FRENTE DE GUERRA


La Guerra Civil española fue un trágico conflicto fratricida. Las consecuencias perduraron en el tiempo y sus heridas todavía no han sido cerradas del todo. La violencia desatada por los dos bandos dejaron una huella profunda en numerosas historias particulares que protagonizaron gente anónima. A la par que los ejércitos enfrentados preparaban la ofensiva, la población luchaba por sobrevivir de cara a un futuro incierto, tan difícil como el presente que estaban sufriendo. La película, INCIERTA GLORIA, dirigida y escrita por Agustí Villaronga, nos retrata la influencia fatídica del conflicto en las relaciones sociales y humanas en un pueblo del frente de Aragón en 1937. Se basa, para ello, en la novela homónima de Joan Sales.


La película la protagoniza, Lluís, un teniente del ejército republicano que llega en el verano de 1937 a un pueblo de Aragón donde se encontraba el frente por aquellos días inactivo. En Barcelona ha dejado a su novia y a un hijo y espera encontrarse con un amigo suyo, que está destinado en el mismo lugar. La organización del frente le lleva a conocer a la señora del lugar, la Carlana, la que fuera amante del hombre más rico de la comarca, que había sido ejecutado por un grupo de anarquistas. El teniente se deja seducir por ella hasta el punto que le pide que le falsifique el certificado de matrimonio, pues los papeles originales están en un monasterio destruido. Teme que los herederos de su marido le desposean de sus bienes al final de la guerra y se quede en la calle junto a sus dos hijos.


La relación con la viuda le llevará a olvidar a su novia, Trini. Por mediación de su amigo, Juli Solerás, que está enamorado de ella, ésta le visitará en el frente, y se dará cuenta de la atracción que ejerce aquella sobre él. El futuro matrimonio entre ellos se viene abajo, solamente el episodio de la enfermedad de difteria de su hijo revitalizará la unión entre ambos. Será la Carlana quien logrará conseguir el suero necesario proveniente del bando sublevado porque en el republicano se había agotado. La contrapartida será cruel, la muerte de su amigo, que chantajea a la señora con desvelar el secreto de la falsificación del certificado de su boda. El final del relato coincide con la activación del frente de guerra ya a comienzos de1938.


 El director ambienta las vidas al límite de la población sometida a la violencia de la guerra. La antigua amistad o el amor se ve transformado por las circunstancias que impone ésta. La inseguridad lo invade todo, la propia supervivencia. Los distintos bandos, uno de los sublevados y otro republicano, no explican la identidad de las gentes al completo en esos momentos. Cada persona antepone sus convicciones y el lugar donde le ha situado la historia. Sin embargo, los sentimientos personales y las relaciones sociales están por encima o son paralelas al maniqueismo bélico.

MUERTE DE UN VIAJANTE


Al día de hoy la película, EL VIAJANTE, escrita y dirigida por el iraní, Asghar Farhadi, ha ganado el Premio Oscar a la Mejor Película de Habla No Inglesa y el de Mejor Guion en el Festival de Cannes, entre otros. Unos galardones que no son nuevos para el realizador, pero no por serlo, son inmerecidos. Otra vez logra a través de una historia sencilla, que el producto final, tenga diversas implicaciones a ojos del espectador. Alusiones a las costumbres sociales, morales o culturales, tratadas de una manera magistral que resultan enriquecedores y suceptibles de distintas lecturas o interpretaciones. La cámara en manos de Farhadi sigue los movimientos de los personajes, mientras que muchas cosas ocurren fuera de campo en el relato visual. 


Los protagonistas de la película son Emad y Rana, una pareja que vive en Teherán. Ambos son actores aficionados que en esos días representan la obra de teatro de Arthur Miller, Muerte de un viajante. Además, el protagonista es profesor de literatura moderna. Tienen un problema que va a desencadenar el argumento. La casa donde viven sufre de repente amenaza de ruína por las obras que se realizan en la inmediaciones. El director de la compañía les ofrece un ático en alquiler donde antes residía una mujer con un niño. Una mujer con mala fama por recibir en la casa a numerosos amantes. Uno de ellos causará el suceso al que tendrán que enfrentarse los protagonistas, cuando un día Rana abra la puerta sin preguntar, creyendo que es el marido.


Esta se encontraba en la ducha cuando un desconocido entra en el baño por error al pensar que allí estaba la antigua inquilina. La sorpresa le hace caer y producirse una fuerte herida en la cabeza. El marido recibe la noticia cuando estaba comprando para la cena. Los vecinos le habían llevado al hospital. Una vez de vuelta en casa, Emad, descubre que el agresor se había olvidado las llaves de una furgoneta y un móvil. Rana, muy afectada por el incidente, se niega a ir a la policía, por considerarlo ineficaz y tener que dar todo tipo de explicaciones. Entonces, el marido decide encontrar por su cuenta al que entró en la casa y vengarse de alguna manera.


Descubre al extraño a través de la furgoneta empleada por un joven para repartir pan. Con el pretexto de realizar una mudanza desde su antigua vivienda, es la ocasión para cumplir con sus propósitos de venganza. Sin embargo, se va a encontrar con el futuro suegro del jóven, un viajante, enfermo del corazón, que viene a sustituirle. Al informarle de lo que hizo el que será su yerno, Emad se da cuenta que quien entró en la casa fue éste. De esta manera lo retiene para llamar a su familia y contarle el adulterio que cometía. La intercesión de Rana, que estaba presente, hace que el suceso quede entre ellos. Pero los distintos reproches de Emad, provocan que su corazón no resista más y muera.


El argumento de la película atrae en todo momento al espectador. Le sume en una continua incertidumbre sobre las circunstancias en las que se produjo el accidente de la protagonista. Además, por los titubeos del marido, que tiene que afrontarlas y hacer de alguna manera justicia ante su autor. En el fondo se sitúa la sociedad teocrática de Irán, afectada por conflictos morales, que por un lado tiene a la familia tradicional, y por otro, las costumbres abiertas de los que carecen o incumplen aquella. No se emplea la ley civil para restituir el daño, más propia de países avanzados, sino las relaciones interpersonales privadas para mantener el juicio colectivo correcto de carácter moral.

LA FOTOGRAFÍA DE PHILIPPE HALSMAN


El CaixaForum de Madrid organiza la exposición, PHILIPPE HALSMAN ¡SORPRÉNDEME!, un restrospectiva de más de 300 fotografías sobre este original fotógrafo. La muestra recorre toda su trayectoria, desde los años que pasó en París hasta viajar tras el comienzo de la Segunda Guerra Mundial a EEUU donde permanecería el resto de su vida, organizadas en cuatro etapas. Un recorrido que expresa su forma de entender la fotografía como un medio artístico capaz de desarrollar todas las posibilidades creativas que se puediesen experimentar. Su dominio técnico le allanó el camino en esta dirección basado en sus estudios de ingenieria, que le permitió además inventar un tipo nuevo de cámara.


Los intereses o temas de Halsman se concretan en cuatro aspectos. En primer lugar los retratos de famosos. Son muy destacados los que hizo al científico Albert Einstein que le ayudó a instalarse en EEUU, o las series dedicadas a Marilyn Monroe, de gran capacidad expresiva, en los que la actriz aparece acorralada en un rincón o haciendo pesas. En segundo el interés por las puestas en escena colaborando con personajes célebres como Jean Cocteau o la entrevista fotográfica al cómico Fernandel, respondida con los gestos de su cara. Por otra parte, llegó a trabajar en el mundo de la moda y realizar 101 portadas de la revista Life, muchas de las cuales se pueden ver en la presente exposición.


En tercer lugar sobresalen sus proyectos personales, especialmente su famosa jumpology, un retrato de las personas célebres saltando con la finalidad de dar una imagen real de ellos, sin artificio alguno, sin que su cerebro pudiese controlar la expresión del rostro en la pose. Sería una liberación de lo que supone ésta de ocultación de la personalidad del retratado. El resultado fueron, además de saltos, situaciones divertidas y, a veces, provocadoras. Finalmente, en cuarto lugar sobresale, la colaboración con el pintor Salvador Dalí. Desde este momento su fotografía se impregnó de la estética surrealista al plasmar las ideas del artista español en este medio. Una colaboración fructífera que duró treinta y siete años, entre cuyos resultados destaca el libro, Dali´s Moustache.

DILEMA EN KAIROUAN


Los países del norte de África y el Próximo Oriente vivieron hace unos años la llamada Primavera Árabe por la que una serie de regímenes políticos dictatoriales fueron derribados por el pueblo que querían unos sistemas más plurales. Las consecuencias no han sido las que se esperaban. Han caído célebres mandatarios y estructuras de poder autoritarias y corruptas pero no se ha llegado en la mayoría de los casos a la democracia. Tadavía persiste el caos en alguno de ellos, e incluso se volvió a otra dictadura de nuevo. En Siria comenzó una sangrienta guerra civil que todavía perdura con millones de afectados. Túnez ha tenido mejor suerte y con grandes dificultades has podido salir adelante. En este país se da la dicotomía entre lo nuevo y lo viejo, la tradición y la modernidad. Esta lucha es la que plantea la película, HEDI, UN VIENTO DE LIBERTAD, escrita y dirigida por el tunecino, Mohamed Ben Attia.


Hedi, el protagonista, es un hombre joven que va a casarse. Será un matrimonio convencional y convenido aceptado por las respectivas familias de clase media en Kairouan. Trabaja como comercial de la Peugeot y le acaban de destinar a la ciudad costera de Mahdia. Apenas conoce a su futura mujer. Solo han hablado a escondidas siguiendo las costumbres sociales. Todo está acordado y mientras se prepara la ceremonia y la fiesta, cuando se encuentra en un hotel de esa ciudad, se enamora de la animadora del recinto con la que tiene una relación apasionada. Es una mujer diferente, libre, que va de un recinto turístico a otro, viajando por Túnez y fuera de él. Entonces el protagonista se plantea el dilema si continuar con la boda impuesta por su madre con el plan de formar una familia propia, o irse a vivir con Rim, y ser más independiente, según su elección personal.


El protagonista resuelve el dilema de una forma singular. Rompe con la boda convenida fruto de la imposición de las costumbres tradicionales que le llevaría a la infelicidad, pero decide no marcharse fuera de Túnez con su amor y enfrentarse a unas circunstancias difíciles en un país extranjero después de abandonarlo todo. El dilema de Hedi es el que ha padecido el propio Túnez. El superar las ataduras antiguas que coartan la libertad individual de los ciudadanos, ya corruptas por el paso del tiempo, en favor de un nuevo país moderno, construido desde las nuevas relaciones económicas y sociales, sin destruir o romper la identidad básica y auténtica anterior.

ARCO 2017



Un año más se celebra en IFEMA, la Feria Internacional de Arte Contemporáneo, ARCO, en esta ocasión con Argentina como país invitado. Ha constituido, otra vez, un auténtica explosión de las artes de nuestro tiempo. El visitante puede entrar en contacto con la pintura, escultura, fotografía, el grabado, el videoarte, desde las vanguardias hasta nuestros días. Siempre hay que recordar que sobre todo es un mercado de compra y venta de obras artísticas, no un museo, a pesar de la evidente función cultural que posee desde su inicio. La reunión de más de 200 galerías procedentes de 27 países tienen una función comercial, enfocada a las instituciones y coleccionistas, principalmente españoles. Se dan cita en los pabellones 7 y 9, a los que se unen espacios dedicados a los medios de comunicación, instituciones culturales y los llamados proyectos especiales.


La dependencia del mercado de las galerías de arte determina el tipo de obras que presentan para los coleccionistas que se dan cita en la capital de España. Hay ejemplos de varios millones de euros, las menos, y un nivel medio más asequible, la mayoría. Por otra parte, por su valor historico-artístico, se puede observar una gran variedad de perspectivas. Estilos expresionistas que valoran el color, la abstracción geométrica, el realismo, el pop, el surrealismo, el dadaísmo, el mínimal y el conceptual, en la pintura y la escultura. En este campo nos encontramos obras cinéticas y otras que juegan con la luz inserta en ella. Se presentan ejemplos de videoarte o aquellos que emplean las tecnologías digitales para crear imágenes. La fotografía tiene un tratamiento significativo, pero menos que en otras ocasiones. 


El planteamiento iniciado el año pasado de mostrar todo el espacio expositivo de una galería a dos o un artista, se repite en esta edición. Sobresalen los dedicados, por una parte, a Joan Pons y Alexander Calder, y por otra, a David Hockney. En otro aspecto, llama la atención el aspecto en el cual el arte tiene como elemento de inspiración el de épocas pasadas. De esta manera lo vemos en la recreación del Jardín de las Delicias, de El Bosco, mediante la utilización de escultura y fotografía. También, por la manipulación de fotografías que daban cuenta de la actividad de algún dictador, en la que estos han desaparecido y han dando paso a una imagen nueva.


Los carnavales son una oportunidad, igualmente, de inspiración para una performance. En este caso aquella que recrea el Salón de los Espejos del palacio de Versalles con un personaje al fondo con máscara al cual se puede ver únicamente a través de una ventana con reja. La feria es una oportunidad, asímismo, de tener obras de carácter más bien efímero, relacionados con el dadaísmo, es decir objetos cotidianos convertidos en obras de arte para la ocasión, o una pantalla de vídeo que implica con una cámara a los numerosos visitantes que la recorren. Por tanto, el carácter mercantil de ARCO, incluye otros más valiosos, el cultural, el conocerlo, el comprenderlo, y el vital, al formar parte de la experiencia cotidiana, al hacerlo tuyo de diversas maneras.

LAS ETAPAS DE LA VIDA


La niñez, la adolescencia y la edad adulta, son las etapas por las que pasa todo ser humano. El modo de ser, el carácter, la tristeza o la alegría, la fortaleza o la debilidad, depende de su herencia biológica y de las condiciones materiales de su existencia. A todo el mundo les sucede que el aprendizaje en las edades tempranas de los padres y la que alcances en los estudios, determinarán la escala social, el estatus al que llegues en el futuro. La película, MOONLIGHT, del director, Barry Jenkins, nos cuenta la vida de un joven en tres capítulos hasta llegar a la madurez. Una trayectoria difícil al situarse primero en los suburbios pobres de Miami. El protagonista, Chiron, un joven afroamericano, aparece al principio como un niño débil, acosado por los demás que apenas habla, en un ambiente familiar hostil.


El primer capítulo de la película se titula Little. En él, se muestra la vida de niño solitario de Chiron, la mayor parte solo y en la calle, con una madre adicta a las drogas, sin padre, cuya figura va a ser sustituida por un pequeño traficante, que, junto a su mujer, le van a considerar como a un hijo. A él le vemos vinculado ya en la adolescencia, especialmente a ésta última, que le apoya económicamente de vez en cuando y le cuida. Este segundo capítulo se llama, Blue, y el protagonista, sigue siendo un chico solitario y poco hablador. Un suceso en el instituto le cambiará la vida porque le llevará a la cárcel. Después de sufrir un constante acoso, será golpeado por el que considera que es su mejor amigo y un grupo de agresores de la clase. Su venganza no tarda y estrella una silla en la cabeza del lider delante de sus compañeros. 


En el tercer capítulo de la película, llamado, Black, vemos al protagonista muy cambiado fisicamente. Se ha hecho un hombre musculoso, y el paso de la cárcel, le ha convertido en un traficante de drogas como lo fue su mentor en la niñez. Ha llegado a la madurez distinto de aspecto, pero similar de carácter, introvertido y poco hablador. También será el momento cuando Chiron sea consciente de su orientación homosexual. Era un hecho en su vida que no había desarrollado. En la época del instituto, un día en la playa a la luz de la luna, estuvo con aquel amigo que luego le golpearía. Ahora, tras una llamada de aquél, y verse en el restaurante donde trabaja, le confiesa que era la única persona con la que había tenido una relación íntima.


La película se vale de la vida dramática del protagonista que tiene que salir adelante en un suburbio para tratar los diferenes aspectos que influyen en la de cualquier persona. La identidad, la familia, el amor, la educación, las condiciones económicas que nos moldean con el paso de los años. Todos estos aspectos determinan cómo somos y nuestro destino. El director lo cuenta con un excelente lenguaje audiovisual, muy sobrio y preciso como son las palabras del protagonista. Además de un tratamiento sensible, y hasta cierto punto poético de una realidad dura y violenta, por el que ha recibido un merecido Globo de Oro, Premio a la Mejor Película en la categoría de drama.

EL PROBLEMA DE EUROPA


El siglo XX fue el más sangriento de la historia europea. Dos guerras mundiales, varios conflictos bélicos y los genocidios judío y musulmán. Se puede decir que se inició en junio de 1914 cuando el heredero al trono del Imperio Austro-Húngaro, Francisco Fernando y su mujer fueron asesinados en Sarajevo, hoy Bosnia-Herzegovina. La zona de los Balcanes ha sido desde hace más de cien años una zona de conflicto, de enfrentamiento entre naciones, lenguas, culturas y religiones diferentes. La violencia desatada allí se ha extendido por todo el continente y el mundo. Este hecho ha llevado a superar las tragedias pasadas y a crear un modelo nuevo de convivencia pacífica en Europa. La película, HOTEL EUROPA, escrita y dirigida por Danis Tanovic, aborda esta cuestión.


Se basa para ello en la obra del filósofo francés, Bernard-Henri Lévy del mismo título, que se estrenó en el Teatro Nacional de Sarajevo en junio de 2014. La película cuenta los acontecimientos previos, durante la mañana del estreno en el Hotel Europa. Allí se darán cita personalidades de la cultura y política  para celebrar el centenario del atentado que dió lugar a la Gran Guerra. Sin embargo el lugar es un auténtico caos. Los bancos están apunto de embargarlo por no pagar las facturas y los trabajadores preparan una manifestación por que llevan varios meses sin cobrar. Acaba de llegar el actor principal de origen francés que representará la obra en el teatro. En la azotea se realiza un programa de televisión donde intelectuales, historiadores y el descendiente serbio de Gavrilo Princip, del mismo nombre, el autor del histórico atentado polemiza con la presentadora bosnia.


A lo largo de la mañana se incrementa el caos dentro del hotel. El director trata por todos los medios de que los bancos no ejecuten la hipoteca. También trata de frenar la huelga llamando a unos gánsteres que tienen su garito en el sótano del estableciento, dedicado a la prostitución y al juego, para que atenten contra los líderes de la protesta, entre ellos, la madre de la protagonista, Lamija, la recepcionista. Todo termina cuando Gavrilo Princip, al bajar por la escalera armado con una pistola que portaba es tiroteado por el policia que vigilaba la puerta del actor francés que ensayaba en la habitación. Ante este hecho, se evacua el hotel, paralizándose cualquier actividad.


La película aparece ante el espectador como una narración coral de varios personajes en distintos puntos del hotel. Compone una auténtica metáfora de los enfrentamientos habidos en la ciudad de Sarajevo a lo largo del siglo XX, cuyos mandatarios de uno o de otro signo han dejado sus huellas. Para unos el atentado fue un acto terrorista, para otros una acción liberadora frente al ocupante. La historia pesa en la ciudad, la violencia que padeció desde hace cien años, como en el resto del continente europeo. Por ello, se hace necesario crear y respetar un proyecto que supere las diferencias creadas por el nacionalismo,  y esté alejado de cualquier recurso a la violencia. Este proyecto se llama Europa donde convivan pacíficamente las diferentes sensibilidades.

FRENTE AL PASADO


Una tragedia personal puede perdurar en la mente de un ser humano si no la supera. Condiciona su psicología y su vida en general, especialmente en relación con los demás. En la medida que fue responsable directo o indirecto, el sentimiento de culpabilidad aflora y amarga su existencia. Esto le sucede al protagonista de la película, MANCHESTER FRENTE AL MAR, escrita y dirigida por Kenneth Lonergan. Lee Chandler (Casey Affleck), que así se llama, tiene que afrontar convertirse en administrador de los bienes de su hermano y tutor de su hijo adolescente. Al dolor de la muerte de una persona de su propia familia, se une el que le produce recordar su pasado en el pueblo donde nació.


Lee lleva una vida solitaria encargado del mantenimiento de edificios. De repente recibe la llamada del hospital donde ha sido ingresado su hermano grave. Padecía  una enfermedad degenerativa del corazón y en cualquier momento podía sufrir un ataque definitivo. En ese momento tiene que trasladarse de Boston donde vive a Manchester, la ciudad donde nació. Su hermano, sin consultarle, le ha convertido en administrador de sus bienes y tutor de su único hijo. Lo más difícil es llevar esta labor sobre un joven que todavía no tiene una vida independiente, pero que necesita una determinada libertad para relacionarse con sus amigos y novias.


A Lee le cuesta adaptarse a su pueblo de nacimiento. Lo que más le afecta son los recuerdos que tiene de su vida anterior, cuando vivía con su propia familia y dos hijas, y salía a navegar con su hermano ahora fallecido y su sobrino. Hay por tanto dos historias paralelas. La primera se refiere a cómo afronta la responsabilidad de tutor en Machester junto a su sobrino. De manera negativa pues se relaciona de forma ruda con la gente. La razón se encuentra en los recuerdos de su pasado. Aquella tragedia que condiciona el presente y le hace comportarse de una manera violenta. Es la segunda historia, verdaderamente trágica, en la que el protagonista tuvo una cierta responsabilidad. Sus dos hijas murieron en el incendio de su casa mientras dormían.


Lee aquella noche había estado con sus amigos en el sótano hasta la madrugada. Luego encendió la chimenea, pero no puso la tapa, y un tronco rodó al interior del salón, provocando un incendio. La mujer pudo ser rescatada por los bomberos, pero no sus dos hijas. El estaba afectado por el alcohol que había tomado y no se dió cuenta de lo que hizo. Había salido a una tienda próxima y cuando volvió de comprar aquella noche descubrió la tragedia que no le dejará vivir. Al encontrarse con aquel entorno, volverá a revivir aquellos hechos. Descubre cómo han cambiado las cosas desde el pasado. Su exmujer se ha vuelto a casar y tiene un nuevo hijo, pero sigue enamorado de él. Sin embargo, decide volver a Boston para seguir trabajando porque no ha superado todo aquello.


La película, por tanto, disecciona los sentimientos de los protagonistas después de las trágicas experiencias que vivieron, especialmente de Lee Chandler. Sin embargo, él y los demas personajes pueden superar sus contradicciones, porque la vida merece la pena ser vivida al tener buenos momentos de amor y ocio con la familia y los amigos. Todos estos acontecimientos agridulces que nos proporciona la existencia, los muestra el director, con un estilo sobrio y lírico ayudado por una atractiva banda sonora que mezcla música clásica y actual.

EL ARTE DENTRO DE LA PINTURA

Huyendo de la crítica, Pere Borrell del Caso, 1874

El Museo del Prado organiza la exposición, METAPINTURA. Un viaje a la idea del arte, en la que se nos muestra un recorrido introspectivo o de reflexión sobre la concepción de la Pintura y la Escultura que se realiza dentro de las propias obras artísticas, desde finales de la Edad Media hasta los inicios de la Contemporánea. Estas se convirtieron en ventanas de una realidad exterior o espejos en los que sus autores reflejaron una serie de cuestiones referidas a su actividad, al arte mismo. El recorrido o viaje es progresivo, a través de quince etapas donde se habla de la relación de éste con el artista y la sociedad. Reúne un conjunto de 137 obras, principalmente pinturas, aunque también hay dibujos, estampas, libros y esculturas. La mayoría provienen del Prado, lo que se inscribe en una muestra que propone una perspectiva diferente sobre sus propias colecciones.


El origen de la pintura, Matías de Arteaga, 1665

El recorrido termina en 1819, fecha de la creación del Museo del Prado, lo que supuso para España que la pintura o la escultura debían ser protegidas por el Estado y servir a la educación y la cultura del país. Un viaje donde el visitante se da cuenta de la importancia que han tenido las Colecciones Reales y el arte español para la institución. En un principio se concebía al arte como universal sin fronteras hasta llegar a ser entendido dentro de nuestra historia nacional. Para mostrar las distintas perspectivas de análisis y el desarrollo, el conjunto se organiza en quince etapas o secciones. Las dos primeras aluden a las concepciones, religiosa o pagana, mitológica de la imagen. Son los orígenes. La misma divinidad es un artista, incluso la propia Naturaleza. Necesitan la pintura para mostrar su propia imagen. San Lucas fue pintor de la Virgen.

Autorretrato, Murillo, 1670

El mito de Narciso alude a la creación de una imagen artística, la reflejada en el agua donde se ahogó.  En la sección, Cuando no basta el arte: el poder de la imágenes, se alude a su poder mágico o religioso. Cobran vida y se aparecen a los hombres con los que establecen una relación milagrosa. En La pintura como signo, se muestran varios ejemplos de cuadro dentro del cuadro, que nos ayudan a comprender el significado de la obra donde se encuentran. Le sigue, Los límites del cuadro, la escena o los personajes representados parecen sobrepasar los marcos de la representación pictórica. La parte intermedia de la exposición nos informa que Las Meninas pintada por Velázquez y el Quijote de Cervantes, la primera representada por una fotografía de Laurent y el segundo por los ejemplares de la primera edición, son los mejores ejemplos de obras autorreferenciales, uno de una novela sobre la novela, y otro de una pintura sobre la pintura.

El Archiduque Leopoldo Guillermo en su galería de pinturas de Bruselas, David Teniers, 1647-51

En la segunda parte de la exposición nos plantea nuevas perspectivas entorno a la representación pictórica y a los propios artistas. Son las secciones tituladas, Historia y Tradición: Tiziano; Arte Infinito, donde se expone Las Hilanderas de Velázquez, como ejemplo paradigmático; y el Rostro del Arte, un conjunto sobresaliente de autorrretratos y retratos de artistas. Sabemos cómo quieren ser percibidos, nos falta, donde deben exponerse sus obras. Así se presenta la sección, Los lugares del arte, que muestra los grandes palacios de la monarquía absoluta conteniendo conjuntos extensos de pinturas que estimulan nuestro sentido visual. 


Giovanni Battista Casseli, Sofonisba Anguissola, 1557-58
La llegada de la Ilustración y el fin de la Edad Moderna, es el momento para surgir un nuevo relato o interpretación sobre el arte. Lo comprobamos en las últimas secciones, denominadas, La Historia del Arte; Goya y la crisis de la imagen religiosa; Hacia un nuevo artista: entorno afectivo y subjetividad; y Mitos modernos: amor, muerte y fama. La obra y la personalidad del artista aragonés son esenciales. Jovellanos llevará a cabo la primera historia moderna de la pintura española. Los usos tradicionales de la imagen religiosa se pone en cuestión. Los artistas representan con frecuencia su entorno afectivo, y se prima la subjetividad en los artistas, lo relacionado a su personalidad y la fama. La última sección se titula, El fin del viaje, lo preside el retrato de la reina Isabel de Braganza, esposa de Fernando VII, impulsora del Museo del Prado.

UN WÉSTERN CONTEMPORÁNEO


La película COMANCHERÍA (Hell or High Water), dirigida por el norteamericano, David Mackenzie tiene, entre otros, dos planteamientos. Los indios comanches fueron expulsados de las grandes praderas donde cazaban en Texas. Allí, los blancos colonizadores, construyeron granjas y pueblos donde residir y ganarse la vida con la ganadería y el petróleo del subsuelo. Hoy, son los bancos, a través de la ejecución de los préstamos morosos, los encargados de quitarles las propiedades a los más pobres. La falta de recursos, la pobreza, se hereda de padres a hijos, de una generación a otra como una enfermedad genética. Es lo que les ocurre a los dos hermanos protagonistas, uno recién liberado de la cárcel donde estuvo diez años por diversos delitos, y otro, que quiere que su esposa divorciada y sus dos hijos tengan el futuro asegurado.


Los dos hermanos tienen el problema que la granja de su madre, recientemente fallecida tras una larga enfermedad va a pasar a manos de un banco por no pagar la hipoteca. Les queda poco tiempo e idean el robo de una serie de sucursales del mismo de pequeñas poblaciones para reunir el dinero necesario. Obtendrían poco de cada una de ellas en billetes pequeños para no ser detectados. El robo de las dos primeras no les causa problemas, pero rápidamente, comienzan a perseguirles dos rangers de Texas experimentados. La idea también es ir a una casino y cambiar los billetes robados por fichas y luego volverlas a cambiar por cheques que sería lo que llevarían al banco para cancelar la deuda.


Los planes se vienen a bajo en parte por la violencia desatada por el hermano expresidiario, Tanner, que provoca, a la desesperada, una serie de víctimas mortales en el último atraco. También, por la pericia en la persecución del ranger, Marcus (Jeff Bridges), al borde de la jubilación, y la respuesta armada de la población, que les responderá disparándoles en los atracos. Al final, el primero, muere en un enfrentamiento con la policía, un sacrificio intencionado para que su hermano, Toby, escapase, y cumpliese su objetivo. Cancelar las deuda hipotecaria de su madre, hacerse con la propiedad y traspasarla a sus hijos para asegurarles el futuro con los beneficios obtenidos del petróleo encontrado en la misma.


La película es una auténtica mezcla de géneros. Sobre todo es un wéstern, una película del oeste profundo americano, donde luchan los habitantes contra la pobreza, perseguidos por los bancos. En ella está presente la violencia de las armas. Los enfrentamientos cuerpo a cuerpo por defender la propiedad y la ley. También es un thriller y una road movie por la escapada y persecución de los protagonistas en coche por las inmensas praderas. Vertiginoso por la acción trepidante, como lírico en la descripción de la psicología y de los estados de ánimo de los personajes. Se encuentran en estos extraordinarios paisajes naturales y en la misma condición humana la violencia agitada y la reflexión calmada para sobrevivir,