FÁBULA INFANTIL


Dos trayectorias vitales simétricas, una en los años 20 y otra en los 70 confluyen en la película, EL MUSEO DE LAS MARAVILLAS (Wonderstruck), del director norteamericano, Todd Haynes. Constituyen dos relatos paralelos, uno, el más antiguo, en blanco y negro, lo protagoniza una niña sorda que busca primero a su madre en Nueva York, el otro, un niño, cuya madre murió atropellada por un coche, busca a su padre, también en la misma ciudad. La caida de un rayo en la casa donde estaba le dejó sordo también. Solamente tiene una pista para encontrar a su progenitor. Un libro titulado como la película, con un marcapáginas con el nombre de una libreria. El sentido de todos estos elementos se van descubriendo según vamos viendo los distintos relatos hasta confluir al final en uno sólo.


Los museos como el de Historia Natural de Nueva York, tuvieron su origen en el siglo XVI a partir de las cámaras de maravillas que reunían las colecciones de objetos de la nobleza de aquel tiempo. Hoy cumplen una función didáctica importante, y lo que es más relevante tal vez, sirven de lugares donde se alojan los recuerdos de muchos niños que los visitaron. A los dos protagonistas de la película, les supuso un cambio importante en sus vidas o descubrir el sentido de las mismas. El libro que da titulo a la película, un catálogo antiguo de los años veinte de una exposición de aquel museo, es el punto de encuentro de los dos. A esa exposición fue la niña donde trabajaba su hermano huyendo de su padre y de su madre, una famosa actriz. El libro, igualmente, es un regalo que realizó un joven conservador a la madre del niño.


A Ben, el destino primero, y luego, el libro, le llevó a la librería donde descubrió quién fue su padre, y la verdad sobre su vida. Los recuerdos y los sueños, covertidos en pesadillas se hacen entonces realidad. El espectador también descubre el sentido de todos los personajes y de la historia. La niña protagonista, Rose, es su abuela, que tuvo un hijo, que como ella empezó joven a trabajar en el museo. Éste, en un viaje a Minnesota, tuvo una relación con la madre de Ben con la que nunca se casó porque murió pronto. De esta manera, el argumento de la película es un compendio de dos vidas separadas por el tiempo, pero unidas por los lazos familiares y los sueños infantiles. El museo, por tanto, es un lugar donde se coleccionan aquellos objetos naturales o artísticos significativos de la historia, pero también, convertido en un lugar simbólico, de los recuerdos y fantasías, que explican nuestras vidas.

SOBRE EL AFECTO FAMILIAR


Las diferencias entre padres e hijos, las costumbres familiares tradicionales y las relaciones modernas, la división entre pueblos de distinta etnia, se muestran en la ópera prima del director ruso, Kantemir Balagov, titulada, DEMASIADO CERCA (Tesnota). Ambientada en la región del Caúcaso Norte de Rusia en los años noventa, cuenta el secuestro de una joven pareja judía el día de su compromiso de boda. Sin embargo, la auténtica protagonista de la película es la hija mayor de la familia, Ila, que ayuda a su padre en las tareas del garaje para ganarse la vida. Tiene un novio que no pertenece a la tribu judía de Nalchik donde viven, sino al pueblo kabardiano, natural de la zona. 


Ila tiene una actitud rebelde, contraria a las costumbres familiares. Los padres dan todo su afecto al hijo de la familia que va a contraer matrimonio con una chica judía. Ella prefiere relacionarse con su novio y sus amigos, y elude cualquier relación con un hombre judío, según las costumbres tradicionales. Esta oposición contra la familia y las costumbres propias,  van a salir a la luz cuando secuestren a su hermano y su futura esposa. La necesidad de pagar el rescate obligará a los padres a buscar apoyo en la comunidad religiosa  y a empeñar el taller de reparación de coches. Para conseguir dinero, a su vez, éstos, concertarán, a cambio de dinero, su matrimonio con un joven judío, pero ella lo rechazará en favor de su libertad de elección.


Al final, los padres consiguen el dinero del rescate, y los captores, liberan a la pareja de jóvenes judíos secuestrada. En este momento, ante la situación precaria que queda la familia por haber empeñado los bienes, surgen discrepancias de si seguir, padres e hijos juntos, al marcharse todos de la ciudad para otro lugar en busca de trabajo, o permaner en ella los hijos, con sus parejas e irse los padres. La situación, que pone término a la película, se resuelve en que los jóvenes comprometidos se quedan y los padres se van junto a Ila que abandona a su novio. De esta manera consigue lo que no tuvo nunca, convertirse en la hija preferida, recibir todo el amor y dedicación que su madre, por su rebeldía,  siempre le negó. Una actitud contraria justificada por esa falta de afecto recibida en comparación con el hermano. La historia, realizada de forma sencilla, directa y con gran calado emocional, mereció el Premio FIPRESCI del Festival de cine de Cannes.

TRAGICOMEDIA EN CONEY ISLAND


El director y guionista, Woody Allen,  construye a modo teatral su última película, WONDER WHEEL (La noria), donde muestra un momento de la vida de cuatro personajes de clase media baja. La localiza en la playa y el parque de atracciones de Coney Island de Nueva York en los años 50, donde vive la pareja protagonista, el encargado del tiovivo, Humpty, James Belushi, y Ginny, Kate Winslet, ex actriz que trabaja como camarera. Llevan una relación problemática por la falta de recursos y el alcoholismo de él. La situación se complica cuando llega Carolina, la hija que tuvo el marido en su primer matrimonio, después de cinco años huida con un mafioso con el que se había casado muy joven. Huye porque la trataba mal y se había chivado a la policía. Entonces el padre, decide esconderla y darle unos estudios que dejó sin terminar.


La historia también la protagoniza un joven salvavidas que estudia en la universidad un máster para poder luego ser escritor, además, cuenta los distintos acontecimientos en los que él tiene un papel decisivo. En primer lugar porque llega a ser amante de Ginny, que quiere escapar de su tormentoso matrimonio con Humpty, para lograr una relación satisfactoria. Ella fue la causa que provocó su anterior ruptura al ser infiel. De ésta nació un niño que se dedica a prender fuego, traumatizado por el sufrimiento de la madre con sus parejas. En segundo lugar, Mickey Rubin, interpretado por Justin Timberlake, ve la relación con Ginny con escepticismo, sin llegar a comprometerse mucho, hasta el punto que cuando conoce a Carolina, Juno Temple, decide abandonar a la madre y conquistar a la hijastra.


De todas formas, Mickey, no conseguirá sus propósitos, porque unos mafiosos al servicio del marido de Carolina la secuestran al volver a casa después de su primera cita con ella. Ginny, había visto a los sicarios por el restaurante donde trabajaba, pero en vez de avisarla por teléfono del riesgo, no llegó a completar la llamada de alerta en venganza por haberle quitado a su amante. Al final, todo vuelve a ser como al principio. Ella continuará la relación tormentosa e insatisfecha con su marido, que la necesita para poder seguir adelante con su pobre ocupación en el tiovivo. Las vidas de los protagonistas, por tanto, siguen el movimiento de la noria, que ellos ven a diario en el parque de atracciones, unas veces se sube y otras se baja en una eterno giro de la fortuna.

VENGANZA SURREAL


En la actualidad cuando hay una negligencia médica la institución de salud o el médico tienen que afrontar una indemnización al paciente. Sería más sorprendente que fuera sustituida por una suerte de maldición que recayese en la familia de aquél que cometió el supuesto error. Esta argumento es el que desarrolla la película, EL SACRIFICIO DE UN CIERVO SAGRADO, dirigida por el realizador griego, Yerges Lanthimos, por el que recibió el merecido Premio al Mejor Guión en el Festival de Cannes. Trata, así, de un castigo a modo de venganza que enuncia Martin, un chico de dieciséis años, por la muerte de su padre mientras era operado del corazón. Un castigo que recuerda el de las tragedias griegas dictado por los dioses que va a recaer sobre la familia del cirujano.


Los famosos actores, Colin Farrell o Nicole Kidman, en los papeles de Steven, el prestigioso cirujano, y Anna, reconocida oftalmóloga, son los protagonistas de esta película de género inclasificable, que mezcla la intriga o el terror con elementos surrealistas. Los necesarios para que una familia acomodada con dos hijos, un niño y una chica adolescente, brillantes en los estudios, se vea perturbada de forma dramática y violenta por un joven, que con la apariencia de agradecer y mantener el contacto con el médico que trató a su padre fallecido, tras numerosos encuentros y regalos, le diga que su actitud responde a la comunicación del castigo que debe sufrir su familia por haberle dejado morir. Un castigo que comienza cuando el niño no puede andar y deja de alimentarse y sigue con la chica de la misma forma.


Si el padre no quita la vida a uno de ellos, la enfermedad, que presigiosos médicos, no logran averiguar la causa, ni el remedio, se extendería a su mujer, hasta la muerte de todos. Ante estas circunstancias, que perturban trágicamente la convivencia familiar, tanto Steven como Anna, tratan de hacer lo posible, incluso, emplear la violencia física contra Martin, pero el mal prosigue, y ante la próxima muerte, de su hijo, acaba por cumplir el castigo, y en un juego al azar sobre quién debe perder la vida para salvar al resto, cae muerto éste, por lo que su sacrificio pondrá fin a toda la espiral de enfermedad y violencia, y traerá de nuevo la paz.


 La historia es contada con gran brillantez visual por la variedad y la composición de los distintos tipos de planos, y en la utilización de los movimientos de cámara, especialmente, los travelín, que nos recuerda el método de Stanley Kubrick. Además de la calidad del estilo visual del director, el argumento muestra aspectos de fondo que le hacen más valioso, que incomodan y hacen reflexionar al espectador. Esto lo consigue al mostrar la intimidad de la pareja protagonista o la violencia a la que puede llegar tras la aparente vida estable de una familia de clase media alta, si ese equilibrio o modo de vida se ve perturbado gravemente por algo irremediable o de difícil solución.

RETRATO DE LA PROSTITUCIÓN


La directora argentina, Anahí Berneri,  realiza un retrato crudo y directo de la prostitución en la película, ALANIS. Un retrato que tiene como protagonista a una joven de veinticinco años que es madre de un bebe de año y medio al que tiene que cuidar y alimentar. Nos muestra a la protagonista no como una mujer víctima de la explotación sexual directamente por una organización, sino como una mujer independiente, que toma decisiones, y que decide ganarse la vida vendiendo su cuerpo a los hombres. La película visualiza un trozo sólo de su vida, desde el momento que cierran el piso donde trabaja junto a una amiga, hasta que es admitida, unos días después en un local donde seguir con la actividad.


En las primeras escenas la policia cierra el departamento donde vivía y ejercía la prostitución junto otra compañera mayor. Se queda en la calle de esta manera, sin apenas dinero, por lo que tendrá que ir a la tienda de ropa de una tía que le dará alojamiento y cuidará del niño. Esta señora le propone que busque un trabajo para ganarse de nuevo la vida y poder sostener a su hijo. Tras un fallido intento como chica de la limpieza y cuidado de una anciana, ella decide volver a prostituirse, donde tendrá la oposición violenta de otras mujeres que ejercen en la calle. Finalmente, logra ser admitida en un piso a modo de burdel en el que puede realizar su actividad sin peligro.


La película recibió en el último Festival de cine de San Sebastián dos grandes premios, a la mejor dirección y a la mejor actriz protagonista. El primero para una realización cinematográfica entendida como un relato directo, muy realista, sin reflexiones morales de la prostitución, donde no hay la división tradicional del drama con planteamiento, nudo y desenlace, sino una porción de la narración. El segundo premio para la conmovedora interpretación de Sofía Gala Castiglione en el papel de Alanis, junto a su hijo en la ficción y el vida real, Dante. El cartel de la película en la que aparece amamantándole hace honor al contenido, el de una mujer madre que lucha por la supervivencia económica en los márgenes de la sociedad sin perder los rasgos de humanidad.

UN VIAJE HACIA LA PAZ


Después de los atentados indiscriminados de carácter yihadista que se inauguraron con el 11 de septiembre en Nueva York, carecía de  sentido, especialmente, el empleo de la violencia terrorista dentro de las sociedades avanzadas de occidente. La nueva situación del mundo a comienzos del siglo XXI propició el fin del conflicto en Irlanda del Norte, un territorio perteneciente a Gran Bretaña, donde existía un enfrentamiento religioso entre los protestantes, que querían mantener la dominación británica, y los católicos, independizarse definitivamente de su yugo. La paz llegó el año 2007 tras los Acuerdos de St. Andrews, donde los líderes opuestos, Ian Paisley, protestante, y Martin McGuinness, nacionalista irlandés, pusieron término a un conflicto que había durado cuarenta años.


Llegar a la paz no fue fácil por las posiciones extremas y radicales que tenían los dos líderes. Además, por los atentados terroristas del IRA, como los errores violentos del ejército británico al reprimir las reivindicaciones católicas. Sin embargo, se consiguió cuando Ian Paisley y Martin MacGuinnes estrecharon la mano, y se convirtieron en presidente y vicepresidente de Irlanda del Norte, desarrollando una buena amistad. La película, EL VIAJE (The Jouney), dirigida por Nick Hamm, recrea los pasos previos antes de llegar al acuerdo de paz, en concreto, un trayecto en coche en los que tanto uno como otro rompieron el hielo, la falta de diálogo de décadas, que mantuvo el enfrentamiento armado. Este viaje al aeropuerto de Gales desde Escocia donde se estaban produciendo las conversaciones existió en realidad, como el viaje en avión posterior de regreso a casa, según la costumbre de los líderes políticos irlandeses de viajar juntos para evitar atentados.


La película reconstruye lo que sucedería en esa supuesta encerrona a la que el gobierno de Tony Blair sometió a los dos líderes para que llegasen a un acuerdo. Aprovechando que Ian Pasley quería celebrar los 50 años de casados con su mujer, y tenía que regresar a Irlanda, lo hizo, igualmente, Martin McGuinness, fraguando, de esta manera, la paz. El coche conducido por un agente que les protege, hace un recorrido mayor para dar tiempo a romper la falta de diálogo entre ellos. En el camino, se meten en un bosque y se pincha la rueda, así como tienen que repostar gasolina. Llegan al final justo para tomar el avión privado.


 La iniciativa del diálogo la llevan los nacionalistas católicos que quieren aprovechar la debilidad del líder protestante de 81 años. Quieren poner término definitivamente a las armas, a la guerra civil que ellos mantienen con los británicos y los protestantes unionistas. El líder católico trata de doblegar la posición de Ian Pasley de que jamás llegará a un acuerdo. En el viaje en coche, se reprochan los atentados y la violencia entre uno y otro bando. Pero reconocen que no pueden vivir separados y tienen que pensar en un futuro, no en el pasado que les impide conseguir la paz. McGuinnes se niega a pedir perdón, pero acepta los errores cometidos. Ofrece al líder protestante que sea primer ministro, y él viceministro. Al final, antes de subir al avión, estrechan la mano, aceptan el trato, y el comienzo de una amistad duradera en el gobierno de Irlanda del Norte.

SOBRE BASILIO MARTÍN PATINO


El Centro Cultural Fernán Gómez muestra la exposición, BASILIO MARTÍN PATINO. MADRID, ROMPEOLAS DE TODAS LAS ESPAÑAS, que es un recorrido centrado en el director de cine salmantino y la capital de España, desde la Segunda República hasta la actualidad. Una trayectoria donde sus películas son las protagonistas, mostradas al público con fragmentos significativos, completado todo ello con fotografías, documentos, recortes de prensa, y los premios obtenidos durante su carrera. Para el director, Salamanca fue la ciudad de nacimiento y donde pasó una infancia feliz, donde están sus raíces familiares, la vida personal, mientras Madrid, es una ciudad objeto de su mirada artística, de un enamoramiento especial, por ser un lugar abierto, solidario, lejano de cualquier particularismo nacionalista, acogedor con los inmigrantes llegados de todos los lugares de España.


Proclamación de la Segunda República, Película, Caudillo, 1974

Para el alcalde Enrique Tierno Galván, ser de Madrid, era vivir en ella, sin ningún rasgo más. En los momentos dramáticos de la Guerra Civil, resistió al ejército rebelde sufriendo el bombardeo de la aviación enemiga, las penurias y el hambre. Las huellas de la dictadura franquista quedaron marcadas en las calles. El fin de este periodo sin libertades dio paso a la Transición donde se vivieron momentos dramáticos. Finalmente, llegó la democracia hasta nuestros días. Sin embargo, dos acontecimientos marcaran la vida de sus gentes, los graves atentados del 11 de marzo, y los efectos de la crisis financiera internacional, que se manifestaron en la indignación y en la revuelta del 15 M.


La filmografía de Basilio Martín Patino está ligada a la historia de España, donde la capital es el lugar donde se desarrollan los acontecimientos. A ella dedicó toda una película, Madrid (1987). Sus obras más renombradas, en este sentido, son Canciones para después de una guerra (1971) y  Caudillo (1974), censuradas por la dictadura. El director interpreta de forma original el pasado que nos marca el presente. En su elaboración empleó grabaciones nunca vistas para lo que tuvo que recorrer numerosos archivos visuales. Combinó un montaje elaborado, junto a una especial selección musical de la época, y la poesía. Sin embargo, para su última obra documental, Libre te quiero (2012), basada en los movimientos ciudadanos del 15 M, recoge los sonidos originales de la calle. 


De esta manera, el director entiende la creación cinematográfica como una interpretación documental y poética del pasado inmediato. Esta realidad histórica condiciona la existencia humana, la vida diaria de las gentes. Pero el peso político o unos acontecimientos graves del pasado, también del presente, están ocultos o disimulados. Lo que hace el director es objetivarlos, mostralos, para lograr que seamos más libres.

EN BUSCA DE EL DORADO


El director español Agustín Díaz Yanes dirige y escribe, ORO, una ficción histórica basada en un relato del escritor, Arturo Pérez Reverte. Una película centrada en la peripecia de un grupo de cuarenta soldados que emprenden una expedición por la selva centroamericana en busca de la llamada ciudad de oro. En ese claustrofóbico periplo tienen que enfrentarse a los pueblos indígenas hostiles y a las tropas del gobernador, que les disputan los tesoros ocultos tras la densa vegetación. Igualmente, a las rencillas y rivalidades surgidas entre ellos, por hacerse con una mayor parte del botín que les espera. Son fieros soldados, antiguos mercenarios de las guerras europeas del emperador Carlos I, que no tienen nada que perder por enfrentarse a una aventura de incierto final.


Son cuarenta soldados al mando de un anciano capitán acompañado de su joven esposa y una criada. Cuando tienen un enemigo a batir, no surgen disputas, pero en los momentos de calma éstas son a veces sangrientas, porque cada uno proviene de una región española diferente, que les hace distintos. Navarros, andaluces, aragoneses, vizcaínos y extremeños, valoran mucho ese lugar de procedencia, que les hace compañeros, ante todo, para cualuquier desafío. La expedición se lleva a cabo al servicio del monarca, al que le darán el quinto de sus ganancias como establece la ley. Un escribano, formado en leyes, les acompaña y relata la crónica de todos los sucesos. La mayoría busca fama y honor, ennoblecerse, después de haber conseguido una cierta riqueza combatiendo a los indios, que defienden su territorio.


La historia, ambientada en 1538, se basa en las expediciones de Lope de Aguirre y Núñez de Balboa. Constituye un retrato de aquellos aguerridos españoles al servicio de la monarquía católica, que pretendía extender el poder del imperio. Unos se conformaban con obtener una recompensa acorde a sus esfuerzos que mejorara su nivel de vida y proporcionara una cuantiosa herencia a sus descendientes, otros, en cambio, más despiadados, deseaban un enriquecimiento rápido con el oro de los indios, a costa de aniquilarlos a su paso. Estas dos sensibilidades se muestran entre los soldados españoles que les llevará a traicionarse mutuamente. 


Estos violentos soldados, convertidos en maleantes,  dejarán un reguero de sangre mientras marchan a lo desconocido. Al final, los dos únicos supervivientes de la violencia desatada, no encontrarán la ciudad de oro, sino una perdida aldea indígena, situada en la playa de un océano desconocido, en la que clavarán un estandarte real, hecho harapos, como símbolo de una autoridad lejana, y de una riqueza más valiosa a largo plazo para la humanidad.

INFANCIA MALTRATADA


El aprendizaje y el trato recibido durante la infancia determina cómo somos en la edad adulta. Ciertos malos tratos y los abusos dejan una profunda huella en la psicología de las personas que provocan muchos trastornos mentales y de comportamiento. Es lo que le sucede al protagonista de la película EN REALIDAD, NUNCA ESTUVISTE AQUÍ (You Were Really Here), escrita y dirigida por la directora, Lynne Ramsay, basándose en una obra literaria. Joe, el protagonista interpretado por Joaquín Phoenix, padeció torturas y maltratos en la infancia por parte del padre, que le han convertido en una persona adulta traumatizada, que puede ejercer la violencia extrema sin ningún problema contra los demás. Tras su paso por la Guerra de Oriente Próximo, se dedica a cuidar a su madre anciana y a realizar trabajos al margen de la ley, principalmente, rescatar a mujeres explotadas sexualmente.


La película, cuenta con un estilo sobrio y preciso de gran realismo, el trabajo que le va a cambiar la vida. Tiene que rescatar a la hija adolescente del senador Votto, por el que recibirá una considerable suma. Está secuestrada por una red de prostitución infantil, después de haberse escapado una y otra vez de casa. El senador está colaborando en la campaña del gobernador Williams y no quiere denunciarlo a la policía. Joe trabaja con gran precaución y sin dejar huellas. Sin embargo, esta vez, las cosas se complican. El padre no puede ir a la cita en el hotel donde habían quedado para recoger a la chica. Aparentemente se suicida,y unos hombres armados irrumpen en él para llevársela de nuevo. El protagonista acaba herido tras evitar su muerte, y comprueba que todas las personas implicadas en el asunto son ejecutadas, incluso su madre.


La verdad la descubre cuando regresa a casa y unos hombres armados le esperan para matarle. Logra que sean éstos, los que perezcan, pero uno de ellos, mal herido, le cuenta que trabajan para el gobernador, que tiene como amantes a chicas menores de edad, y que Nina, la supuesta hija del senador, era la favorita del primero, una de tantas niñas que se intercambiaban. Joe, entonces, tras dar muerte al mandatario y a sus guardaespaldas, la rescatará, y emprenderán una vida juntos. Tienen en común, además de la protección que ejerce el protagonista sobre ella, que los dos sufrieron una situación de maltrato siendo niños. Uno en el pasado, y otro recientemente, y de la cual, ha sido liberada. La directora, construye, de esta manera, una historia poderosa, sustentada por la angustiosa interpretación del actor Joaquín Phoenix, que recibieron los merecidos premios de Mejor Guión y Actor, en el Festival de Cannes.

LA LIBRERA DE HARBOROUGH


Los libros destilan un pensamiento o ideas elaboradas por un maestro, por una persona que ha plasmado en ellos una reflexión o la experiencia de la vida. Nos acompañan con múltiples historias e invenciones en la soledad diaria. También propician la relación social. Extraen los mejores sentimientos o pueden propiciar indirectamente una disputa entre vecinos. Estos aspectos los cuenta la nueva película dirigida y escrita por Isabel Coixet, LA LIBRERÍA (The Bookshop), basándose en una novela de Penélope Fitzgerald. La protagonista, Florence Green, compra en un pueblo perdido de la costa inglesa, una antigua casa, Old House, para vender libros. Va a dedicar la mayoría de sus ahorros para abrirla, a pesar de que no hay muchos lectores, salvo el Señor Brundish.


Al principio, por una parte, es bien recibida por la población. Le ayudan a reformar el viejo caserón lleno de goteras y humedades. Por otra, le intentan convencer que, por lo menos, no la instale en Old House, sino en otro lugar del pueblo. A ello se opone, la aristócrata del lugar, Violet Gamart, la cacique que detenta el poder y que pretende instalar aquí un local para la cultura y las artes. Sin embargo, Florence, no se echa para atrás, y con gran coraje, cumple con sus objetivos. Empieza a vender libros, sobre todo al Señor Brundish, un empedernido lector que descubre las novelas de ciencia-ficción de Ray Bradbury o la famosa obra de Vladimir Nabokov, Lolita, que se hizo popular por aquellas fechas a finales de 1950. El éxito de ventas que provoca hace que Violet le denuncie por la gente que se agolpa en el entorno.


Es el comienzo de un enfrentamiento entre las dos mujeres, la poderosa cacique y la librera. La primera, se valdrá de todas sus influencias familiares en Londres. Una ley recién aprobada permite la expropiación de edificios históricos por parte de los ayuntamientos ingleses para usos culturales. Además, si tienen mala conservación, los propietarios no tendrán derecho a una indemnización. De esta manera, Florence Green, viuda de guerra, perderá Old House, y todo el negocio sin ningún dinero, aunque recibirá el apoyo del Señor Brundish, y el inesperado de la niña empleada en la librería, que había sido denunciada por trabajar e ir al colegio, que provocará el incendio del local, cuando la protagonista abandona el pueblo en barco. 


Esta niña, provenía de una familia humilde que no le gustaba leer, sino las matemáticas. Necesitaba los doce chelines a la semana que le pagaba Florence. Es la narradora de la película en flash back que aparece en la última escena, ya mayor, cerrando su propia librería, sin duda influenciada por el coraje de su mentora. La película, así, es una historia entorno a los libros como pretexto para amar, para aprender, para combatir la soledad,  para seguir luchando por lo que se considera justo, para, en definitiva, seguir viviendo.