ARQUITECTURAS PINTADAS

Claudio de Lorena
La exposición ARQUITECTURAS PINTADAS. Del Renacimiento al siglo XVIII, está organizada por el Museo Thyssen y la Fundación Caja Madrid, y reune un magnífico conjunto de obras pictóricas en el que los paisajes urbanos, ruínas y edificios ocupan un lugar relevante en las mismas. De hecho constituyeron un género própio desde el Renacimiento. Se encuentran organizadas en distintas salas y apartados, ocho en el primer espacio y cinco en el segundo.
La arquitecturas en un principio fueron escenarios donde sucedían escenas religiosas, vidas de santos y de los evangelios. Con el desarrollo del Renacimiento y la representación matemática del espacio, consiguieron una entidad propia de tanto valor como la historia pintada. En este periodo artístico, empezó a ser relevante la representación de las ciudades históricas, ideales y legendarias como Jerusalem y Babilonia. Ya en el periodo Barroco, sobresalen las arquitecturas imaginarias y fantásticas, o la propias arquitecturas de la Antigüedad como paisaje, donde destacan los nombres de Annibale Carraci, Nicolas Poussin, Claudio de Lorena y Viviano Codazzi, inspirados por la ciudad de Roma y sus alrededores, que junto con Nápoles, sirven también para transmitir metáforas del poder absoluto.
Las pinturas del siglo XVIII siguen mostrando el atractivo por las ciudades y las arquitecturas históricas, principalmente de Italia, donde una serie de artístas se convierten en sus afamados retratistas, como Canaletto, Antonio Jolí, Francesco Guardi y Bernardo Bellotto. Representaciones fieles de las calles y plazas de Venecia, Roma o Nápoles, o formando extraordinarios caprichos, mezclas de edificios provenientes de distintas localizaciones. Finalmente las ruínas se revalorizan de nuevo por el hallazgo arqueológico de Pompeya y Herculano, fruto del interés erúdito o también desde una perspectiva poética, e incluso, fantástica según los trabajos de Giovanni Battista Piranesi.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada