MIEDO AL FUTURO

TAKE SHELTER, escrita y dirigida por Jeff Nichols, ganó el Gran Premio de la crítica en el Festival de Cannes del año pasado. Cuenta cómo un matrimonio joven con una hija que padece sordera y con la cual sus padres hacen un esfuerzo por comunicarse en la lengua de signos, mientras tienen una vida modesta en un pueblo de Ohio, verá cambiada su vida, cuando el padre empiece a sufrir pesadillas y crisis de ansiedad, de miedo ante las visiones de una tormenta apocalíptica y de extraños fenómenos naturales. Esta circunstancia personal provocará que pierda el trabajo y se empeñe con gran riesgo económico con el banco, por la pretensión de construir un refugio en el jardín de la casa que les protega contra el desastre que se avecina.
La película se centra en el personaje del padre, Curtis, interpretado por el actor, Michael Shannon, que muestra todo el sufrimiento y angustia que le provocan las visiones que padece. Llega a pensar que son síntomas de la enfermedad mental que tuvo su madre cuando era joven. A pesar de las situación económica que viven, quiere ante todo proteger a la familia construyendo un refugio. La mujer no entiende la situación, hasta que el marido le cuenta su padecimiento personal. Sin trabajo ninguno de los dos piden ayuda a un psiquiatra que recomendará al marido descanso lejos del domicilio. Mientras disfrutan un día en la playa, comprueban sorprendidos cómo en el horizonte se acerca una terrible tormenta.
Frente a este argumento, la forma que emplea el director es realista, lo que refuerza el valor de la película. La narración cinematográfica es sencilla con un tratamiento cuidado y sensible de las escenas. Se ambienta en verano y la luz es intensa, los colores resaltan al espectador. Componen una gran metáfora de nuestro tiempo en el mundo desarrollado. La gente es aparentemente feliz a pesar de la crisis económica que vivimos. Pero tiene miedo, y sufre por tanto la ansiedad de perder el estatus individual, familiar, y comunitario. Este sufrimiento que parece que no se acaba, puede ser una enfermedad, por excesivo ante la realidad que conocemos. Sin embargo, esta supuesta enfermedad de la actualidad, el autor de la película la interpreta, como una realidad, un mecanismo de defensa, una premonición o una posibilidad apocalíptica.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada