VIOLENCIA SOCIAL

Las duras condiciones económicas en las que vive el individuo y la propia degradación moral del mismo, le llevan a provocar la violencia contra otros seres humanos o contra los animales. Violencia de todo tipo, física o psicológica, sexista o racial, cotidiana o en el recuerdo, que propicia el alcoholismo. En este contexto se desarrolla la película, REDENCIÓN (Tyrannosaur), escrita y dirigida por Paddy Considine, opera prima premiada en el Festival de Sundance. El espectador experimenta en ella la violencia engendrada o padecida por los dos protagonistas principales, Joseph y Hannah, interpretados de forma extraordinaria por los actores, Peter Mullan y Olivia Colman. 
Joseph vive sólo atormentado por la escasez de recursos económicos y la pasada y dura convivencia con su mujer, que murió por enfermedad y a la que apodaba, tiranosaurio, y con sus vecinos de una barriada obrera. Cuando conozca a Hannah, una mujer religiosa, que comercia con objetos de segunda mano, cambiará su vida, redimirá sus culpas, la actitud violenta consigo mismo o con los demás, por otra, en la que surgirá la solidaridad, el amor y la amistad. Todo ello a causa de la ayuda que le proporcionará frente a su marido que ejerce sobre ella maltratos físicos y abusos sexuales, acogiéndola en su casa e integrándola entre sus escasos amigos. Luego manteniendo la relación con ella cuando Hannah acaba en la cárcel por matar a su marido. De esta forma termina un relato donde la violencia a flor de piel, y a todos los niveles, es la protagonista, encarnada en los seres humanos, que la padecen y la llevan a efecto, por la falta de una convivencia óptima fundada en el respeto a la libertad e integridad de los demás.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada