ADOLESCENTES CON PROBLEMAS

La nueva película de la directora y guionista, Patricia Ferreira, LOS NIÑOS SALVAJES (Els nens salvatges), introduce al espectador en el mundo adolescente al contar los problemas que les afectan con un dramático suceso de fondo causado por uno de los protagonistas. Estos son Alex, Gabi, y Oki, tres amigos y compañeros de instituto, que comparten la infelicidad y la frustración de los malos resultados académicos, los botellones, la violencia juvenil de la calle y el gusto por la pintura del grafiti. Como afirma el primero de ellos en la película, llevan vidas paralelas de sus padres o de los profesores, lo que hace que no acepten ninguna interferencia en sus ilusiones, sentimientos, en los límites de su comportamiento.
La vida de los tres amigos la descubre el espectador poco a poco, en sucesivos flash back referidos a cada unos de ellos o luego juntos de manera fragmentaria, con un interrogatorio de fondo, que realiza la policía que trata de averiguar lo que pasó antes de que Laura, Oki, quemase su casa con los padres dentro durmiendo y se diese a la fuga. Una chica normal, hija única de familia con recursos, estudiante de tercero de educación secundaria.
Este hecho dramático culmina una serie de pequeños sucesos en el que los adolescentes vulneran los límites sociales y experimentan el mundo sin los parámetros impuestos por la educación familiar o académica. Realizan grafitis en lugares prohibidos, beben alcohol con regularidad, no tienen buenos resultados escolares, no hacen caso a los padres, a pesar del interés y cuidado de los mismos, es decir, los tres amigos intentan crear una vida y unos ideales propios que se verán frustrados por las circunstancias familiares y escolares, que ellos ven como incomprensión, y sus tutores como rebeldía. Lo que llevará a Laura a causar  el daño más extremo por el rechazo e incomunicación con los progenitores.
La directora consiguió la Biznaga de oro a la Mejor Película y la de Plata al Mejor Guión en el Festival de Cine Español de Málaga de este año, con este preciso retrato de los problemas que padecen los adolescentes en la actualidad respecto a sus familias o del centro educativo, muy bien interpretado por la prometedora actriz, Marina Comas en el papel de Laura; también por Álex Monner y Aina Clotet, que recibieron en el mismo festival sendos premios como actores de reparto. La película destaca igualmente por la utilización del catalán como lengua de comunicación principal, salvo algunos momentos que se hace en castellano, como expresión de la realidad bilingüe en el que se mueven los personajes. Finalmente, resultan acertados el tratamiento de las clases y las costumbres dentro de un instituto de secundaria actual.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada