FANATISMO MORAL Y VIOLENCIA

La película, RED STATE, ha sido escrita y dirigida por el talentoso autor norteamericano, Kevin Smith, en la que vuelve dar el nivel que se le exige acorde con su fama de originalidad y entretenimiento. Una nueva obra caracterizada por el original guión que cuenta cómo tres amigos del instituto contratan una prostituta mayor por Internet para mantener relaciones sexuales. Tal cita nocturna en una caravana en un apartado lugar, resulta una trampa de una secta religiosa extremista que persigue tanto a los homosexuales, como a los consumidores de sexo en la red. Cuando proceden a la tortura, castigo y ejecución de los jóvenes, la policía descubre el coche de los mismos aparcado en el recinto de la iglesia, que había tenido un pequeño accidente previo con el sherif. A partir de ese momento se desencadena el enfrentamiento armado entre los extremistas, los jóvenes que se quieren liberar y la polícia, un auténtico apocalipsis sangriento.
Resulta un agudo y violento retrato del fanatismo religioso norteamericano basado en la interpretación literal de la Biblia, cuyo resultado es el puro castigo desmedido e irracional. El lider de la secta, de la que se dice reniegan hasta los propios neonazis, Abin Cooper, interpretado magistralmente por Michael Parks, se limita a citar literalmente los libros bíblicos de forma erúdita, como criterio de autoridad, aplicando castigos  babilónicos, del ojo por ojo, a cualquiera de los supuestos transgresores. De esta manera, se enfrentan a la sociedad liberal fundamentada en el derecho democrático, la de las libertades individuales consagradas en la conistitución americana.
Si la película no resultase violenta por la utilización desmedida de las armas, el espectador observaría una constante parodia de las contradicciones de la sociedad norteamericana, o los dos aspectos a la vez, muy bien interpretada, por los actores, John Goodman, Melissa Leo, Michael Angarano, y el anteriormente citado. En definitiva, extremismo religioso protestante, que se remonta a los primeros colonizadores,  frente a las libertades individuales de la población en la sociedad norteamericana actual, quedan retratados por una visión que desmenuza en un tono ácido su hipocresía.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada