PHOTOESPAÑA 2013

Un verano más se desarrolla en la Comunidad de Madrid, PHOTOESPAÑA 2013, XVI Festival Internacional de Fotografía y Artes Visuales, que inunda la capital de un gran número de exposiciones. Se divide, como es tradicional, en tres secciones principales: la Oficial, la llamada OpenPhoto, y el Festival OFF, complementadas por otras dos, la dedicada a los Programas pedagógicos y profesionales, que en alguna de sus propuestas supera el marco cronológico de las exposiciones, y la denominada, Programas para públicos. Observamos este año, a pesar de la crisis económica, la consolidación del festival, su progresiva extensión cronológica a lo largo de todo el año, y la localización fuera de nuestras fronteras.
Creemos acertada la temática principal que trata del Cuerpo. Eros y políticas, que se ha traducido en una gran diversidad de perspectivas con la que la fotografía ha tratado el cuerpo humano, masculino o femenino, desnudo o vestido, influido por las reivindicaciones políticas y sociales, de nuestro tiempo o de épocas pasadas en la lucha por la libertad. Destacamos la alta calidad de la sección oficial compuesta por 26 exposiciones de diversa extensión. Algunas merecerían un espacio propio para abordar el contenido propuesto. Sobresalen las localizadas en el Círculo de Bellas Artes de Madrid, tituladas, Él, ella y ello. Diálogos entre Edward Weston y Harry Callaghan; Mujer: La vanguardia feminista de los años 70. Obras de la SAMMLUNG VERBUND. Viena; Zbigniew Dluback. Estructuras del cuerpo, y Fernando Brito. Tus pasos se perdieron en el paisaje; entre las que se aborda el cuerpo desnudo desde la comparación entre las obras de dos grandes maestros de la fotografía. El cuerpo femenino como identidad creada por la propia mujer sin el condicionante masculino; y el cuerpo muerto dentro del paisaje símbolo de la violencia social en México.
Autorretrato hablando a Vince, F. Woodman, 1975-78
Tres muestras individuales brillan con especial relevancia: La de Emmet Gowin en la Fundación Mapfre, en la que el fotógrafo retrata la intimidad de su familia a lo largo de varias décadas, especialmente de su mujer;  lo mismo que se deja fascinar por la fotografía aérea de paisajes transformados por la investigación del armamento nuclear. Por otro lado, el artista, Shirin Neshat realiza la exposición, Escrito sobre el cuerpo en la Fundación Telefónica, compuesta por fotografías de gran formato y vídeos, que descubren la anatomía humana como lugar de soporte de la escritura narrativa en la que aborda la influencia cultural y política sobre la identidad de género. Aunque fuera de la temática oficial del festival, la retrospectiva dedicada al fotógrafo Manolo Laguillo, en el Museo ICO, titulada, Razón y ciudad, impresiona por la calidad de un número siginificativo de obras que captan las transformaciones urbanas principalmente de Barcelona y Madrid desde una perspectiva documental, que se transforma en artística, reivindicando su labor teórica sobre la estética, la historia y la técnica fotográficas.
Sin título, Barbara Kruger, 1989
Finalmente, pondría el énfasis en las exposiciones del Real Jardín Botánico, una sobre la Colección Alcobendas, con obras de fotógrafos vivos, y otra titulada, Conocimiento es poder, en el que el cuerpo es un verdadero referente que se convierte en un paradigma para el entendimiento de la sociedad. Igualmente, de gran belleza artística por la experimentación de formas e iluminación, es la titulada, Desnudos modernistas, 1923-1929, del fotógrafo checo, Frantisek Drtikol. Desde una mirada completamente diferente, periodística y documental, empleando el color, más reducida de tamaño, es la titulada, The Kennedys, del fotógrafo, Mark Shaw, centrada en la figura del mítico presidente de EEUU y de su mujer. Instantáneas que captan el poder político y la elegancia, acordes con el lugar de exhibición, la tienda de complementos de lujo, Loewe.
El festival evidencia, a pesar de las dificultades económicas, la relevancia y el interés por la imagen fotográfica que se tiene en la actualidad desde el ámbito académico y cultural, hasta el profesional y el del gran público. Fruto de ello es esta extraordinaria oferta en la que se puede disfrutar como espectador, adquiriendo nuevos conocimientos sobre este arte, o como profesional para mejorar técnicamente ante el magisterio de prestigiosos fotógrafos. También se estimula la práctica con los concursos y el mercado fotográfico por la obra expuesta en más de treinta galerías comerciales.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada