LOS DERECHOS CIVILES EN EEUU

La película EL MAYORDOMO (The Butler), escrita y dirigida por el norteamericano, Lee Daniels, se basa en la historia real de Eugene Allen, mayordomo de ocho presidentes de EEUU. Comienza cuando ya es un anciano de 89 años y espera ser recibido por Barack Obama, el primer presidente negro. Desde ese momento cuenta su vida, la de su familia y la experiencia como servidor de los presidentes norteamericanos entre las décadas de 1950 y de 1980. Tuvo un origen humilde como hijo de jornaleros negros semiesclavos en una plantación del sur, donde fue testigo de la violación de su madre y del asesinato del padre por el dueño. Llegó a entrar en la Casa Blanca cuando el jefe del servicio se fijó en él cuando contestaba con prudencia las comprometidas preguntas que le hacían los políticos que tomaban una copa en el bar de un hotel de Washington donde trabajaba.
Este personaje real, que en la película tiene el nombre de Cecil Gaines, va a ser testigo desde el despacho oval de la lucha de las personas de color en EEUU por conseguir iguales derechos que los blancos, no ser segregadas en los lugares públicos y tener el mismo acceso a la educación. Un hijo suyo, se comprometerá especialmente en esa lucha. que le costará ser encarcelado hasta conseguir ser un candidato al Congreso por el partido Demócrata. Llegará a intimar con cada uno de los presidentes y sus familias de los que destaca los rasgos personales. Sufrió especialmente la muerte de su admirado John F. Kennedy, del que conservó una de sus corbatas, regalo de su mujer, por el interés mostrado hacia ella en el tiempo posterior al magnicidio, cuando se negaba a quitarse las ropas manchadas de sangre, una de las escenas más emotivas.
Fue testigo de la Guerra del Vietnam donde murió uno de sus dos hijos, también de la muerte de Martin Luther King, a quien acompañaba otro de ellos. Se retiró cuando gobernaba el presidente Ronald Reagan cuya consorte, Nancy, le invitó a una fiesta en la Casa Blanca, otra de las escenas mas destacadas de la película en la que es servido por sus propios compañeros, y del que recibe la confesión de que su política hacia el apartheid de Sudáfrica es equivocada. Toda la película se refiere, así, a la consecución progresiva con enormes dificultades de la igualdad de derechos civiles entre blancos y negros en EEUU y en el resto del mundo. Vista por un lado, desde la perspectiva moderada, silenciosa o prudente, representada por el mayordomo protagonista, y por otro, desde la más radical protagonizada por su hijo mayor, direcciones que confluyen al final, al admitir el primero un cierto error por distanciarse de su hijo, de la necesidad de la lucha constante por la igualdad. La victoria del presidente Barack Obama sería el cúlmen de ese proceso, y el mayordomo, interpretado por el actor, Forest Whitaker, símbolo o testigo de las aportaciones de sus predecesores en el cargo, especiamente de los mandatarios demócratas, Kennedy y Johnson.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada