ESPAÑA A TRAVÉS DE LA FOTOGRAFÍA

Bailarina española, 1850, daguerrotipo
 La exposición titulada, ESPAÑA CONTEMPORÁNEA. FOTOGRAFÍA, PINTURA Y MODA, que organiza la Fundación Mapfre de Madrid, muestra un conjunto principalmente de imágenes fotográficas que recorren la historia de España en los dos últimos siglos. Desde el primer daguerrotipo realizado en el país tomado en Barcelona el 10 de noviembre de 1839 hasta la imagen de campeones del Mundial de fútbol, captada en 2010. Reune fotografías que relatan los hechos históricos más relevantes de los siglos XIX y XX, pero también una historia en minúsculas, la de las relaciones sociales, la de lo cotidiano y los recuerdos. Hay, por tanto, una historia determinada por la evolución política y económica, y otra, de las transformaciones sociales, que afectan especialmente a la evolución del traje femenino, a través de una treintena de ejemplos, donde cambia la silueta de la mujer en sintonía con los cambios de mentalidad.

Encarnita Alcaráz, bailarina, 1925, José Diaz Casariego

La exposición se organiza en nueve secciones: Espejos con memoria; Transformaciones y estereotipos; La mujer se libera; El nuevo siglo; Hacia la modernidad; La Guerra Civil; Tiempo de silencio y autarquía; La emergencia de la clase media; y Demócratas y europeos. En todas ellas el recorrido combina los ejemplos fotográficos, la moda y alguna pintura de la época, y destaca en primer lugar la segunda, muy completa, que incluye imágenes, desde la reina Isabel II, hasta retratos de bandoleros detenidos, junto aquellas provenientes de las expediciones científicas al continente americano. La historia del país sigue el mismo desarrollo que el producido en el continente europeo hacia mayor desarrollo industrial y progreso material, a un ritmo diferente, que queda reflejado en los distintos acontecimientos culturales y políticos.

La muerte de un miliciano, Robert Capa, 1936

La exposición dirige la atención a su vez a la historia de la fotografía en España y de las técnicas empleadas. Tal vez uno de los aspectos más interesantes. Así, el visitante puede comprobar originales antiguos de daguerrotipos, de los primeros fotógrafos españoles y de los extranjeros que llegaron al país, como Laurent, anónimos, y autores, todavía no suficientemente estudiados. Observará ejemplos de auténticos profesionales y el resultado de la fotografía amateur creada a partir de las primeras cámaras comercializadas por Kodak. Encontraremos obras emblemáticas de Marín, Alfonso, Ortiz Echagüe, Brangulí, Bartolomé Ros, José Val de Omar, Santos Yubero, Robert Capa, Luis Escobar, Agustí Centelles, Catalá Roca, Cesar Lucas o de Virgilio Vieitez, algunas vintage, como la famosa del miliciano muerto de la que no se ha descubierto el negativo original, y otras copias impresas en tinta actuales, de gran calidad siguiendo a los originales conservados en archivos y colecciones.

Vivir en Madrid, Casa de Campo, 1967, Francisco Ontañón

Existen abundantes fotografías anónimas, algunas famosas que han captado acontecimientos históricos, otras simplemente formando álbunes familiares, especialmente de la década de los cuarenta y cincuenta, la primera vez que se incluyen en una exposición, seguramente tomadas por los mismos protagonistas. A causa del desarrollo de los medios de comunicación, la muestra incluye en las secciones finales, una proyección de fragmentos del NO-DO, otra de los anuncios de televisión, un recopilatorio de programas de radio, hasta llegar al último espacio en la que se proyectan simultaneamente fotografías como corresponde a nuestra época en la que se vive un auténtico bombardeo de imágenes que narran la actualidad.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada