LA EXPERIENCIA DE LA ESCLAVITUD

A mediados del siglo XIX conviven en los EEUU población de color libre en el norte industrial y esclava que trabaja en las plantaciones de algodón en el sur. La película 12 AÑOS DE ESCLAVITUD dirigida por el artista y director británico, Steve McQueen, lleva a las pantallas las memorias de Solomon Northup, un documento de primera mano de aquella época con motivo del 160 aniversario de conseguir la libertad. Este personaje era un acomodado músico y artesano que vivía en Saratoga, estado de Nueva York, que fue secuestrado y vendido como esclavo en Luisiana. Llegó a ser un caso excepcional en la época, que una persona de color libre viviera la experiencia de la esclavitud, y además pudiera contarlo.
Nada mejor para mostrar cuál fue la verdadera dimensión de este hecho histórico que el testimonio de una persona que lo padeció en sus propias carnes, y sufrió, y vio cómo sometían a las más bárbaras torturas a mujeres y hombres por la sola circunstancia de tener unos rasgos físicos diferentes. El protagonista destacaba porque sabía leer y escribir, tocaba un instrumento musical, el violín, y demostraba, por su origen y preparación, una inteligencia superior a la de sus amos. Éstos tenían o se servían de personas caracterizadas por comportamientos deleznables y degradados con los semejantes. Practicaban la violencia a diario y se aprovechaban de la falta de libertad de una población que deberia tener los mismos derechos que ellos.
Estos terratenientes, que decían actuar en nombre de Dios, e increpados por Solomon, que les criticaba vivir en pecado, no consideraban a los esclavos negros como seres humanos, sino como animales de su propiedad, como afirma el personaje llamado, Edwin Epps, interpretado por el actor Michael Fassbender, que tenía una especial fijación con una esclava joven, que sufría la violencia de éste, y de su mujer, celosa por la relación impropia que tenía su marido con ella. Solomon lograría escapar de este mundo infernal gracias a que pudo contactar con sus amigos en el norte gracias a una persona interpuesta que les llevó una carta comunicándoles la situación que padecía.
Una vez conseguida la libertad se convertiría en un ferviente luchador contra la esclavitud. Antes intentó conseguir que tanto el amo de la plantación y sus secuestradores fueran juzgados por los crímenes cometidos, pero la justicia no le dio la razón. Era demasiado pronto para que las leyes reconociesen plenamente la igualdad y la no discriminación de las personas por esta cuestión.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada