LA PINTURA DE LOS MACCHIAIOLI

Aguadoras de Livorno, Giovanni Fattori, 1865
La fundación Mapfre organiza la exposición, MACCHIAIOLI. REALISMO IMPRESIONISTA EN ITALIA, que reune un conjunto amplio de pinturas con un estilo propio que surgió a mediados  del siglo XIX en Florencia. Fueron conocidos como los manchistas o macchiaioli, un nombre peyorativo que alude a la forma particular de pintar, que no es sino una práctica innovadora frente al academicismo imperante. Persiguen alcanzar un arte nuevo, más verdadero, empleando la pintura al aire libre, que les emparenta con la Escuela de Barbizon francesa, pero más radicales en su concepción técnica. De esta manera, poseen una visión del paisaje toscano construido con fuertes contrastes lumínicos en paralelo a una síntesis geométrica de las formas. El artista organiza las mismas a través de manchas de color distribuidas en el espacio según las lineas resultantes de la mayor o menor intensidad del tono cromático. Esto les llevó a adelantarse a las premisas del movimiento impresionista.

Diego Martelli con gorro rojo, Federico Zandomeneghi, 1879
Los artistas italianos simplifican la visión de lo real, un objetivo que no tiene el mismo sentido social y reivindicativo que el realismo francés. Representan la vida campesina sencilla y sincera dotándola de un carácter poético y solemne por el rigor de las composiciones. Tuvieron presentes la tradición toscana de las predelas del Trecento y el Quattrocento cuando el espectador observa los formatos apaisados y los soportes de madera. Por otra parte tuvieron una  gran influencia de la fotografía, técnica que practicaron algunos de ellos. Los más importantes fueron Giovanni Fattori, Silvestro Lega, Telemaco Signorini, Giuseppe Abbati, Giovanni Boldini, Odoardo Borroni o Cristiano Banti. 

De guardia, Giovanni Fattori, 1871
Tuvieron como punto de encuentro desde 1852 el Caffé Michelangiolo donde se comprometieron no sólo con un nuevo estilo pictórico, sino también con los ideales políticos de la unificación italiana. Fueron apoyados por el crítico y mecenas, Diego Martelli, que les acogió en su hacienda de Castiglioncello. La exposición se organiza en nueve secciones, las tres primeras dedicadas al apartado paisajístico: La conquista del aire libre; Los orígenes de la Macchia y la Macchia. Otras tres a otros géneros practicados por este grupo: La unidad de Italia; el Retrato y la pintura de la intimidad. Otras dos a aspectos significativos relacionados: Mariano Fortuny y los Macchiaioli; y éstos y la fotografía. Finalmente, la sección de la cronología

La visita, Silvestro Lega, 1858
El periodo de la unificación como una nación de Italia quedó, así representado en su pintura a través de las propias experiencias personales de los artistas que participaron en las guerras. Por otra parte, tras ese periodo de patriotismo, los pintores se centraron en el retrato y en escenas de la intimidad donde aportan la espontaneidad del posado de los protagonistas y la detallada captación de los interiores domésticos. A través de Mariano Fortuny, los macchaioli, dejarán su huella en la siguiente generación de artistas españoles. Finalmente, el director de cine, Luchino Visconti, tuvo presente sus pinturas para recrear las imágenes de época en las películas, Senso y El Gatopardo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada