LA AUTOBIOGRAFÍA DE NELSON MANDELA

Hace unas semanas, diciembre de 2013, murió Nelson Mandela, pero ya se puede ver se autobiografía, Long Walk to Freedom, que fue publicada en 1995, adaptada al cine. Una superproducción dirigida por el realizador británico Justin Chadwick y siendo el guionista, William Nicholson. MANDELA: DEL MITO AL HOMBRE cuenta su vida desde su infancia en una pequeña aldea hasta ser nombrado presidente de Sudáfrica. Es una gran producción de más de dos horas y media en la que se aprecia la preparación de los actores para interpretar a los personajes principales. En primer lugar, de Idris Elba en el papel de Madiba, un hombre alto, que practicaba el boxeo, y de Naomie Harris, en el de Winnie. Hay un especial cuidado en recrear episodios de su vida documentados por fotografías como queda demostrado al final de la película.


Nos cuenta su autobiografía cómo alcanzó a ser un joven abogado en los años cuarenta que defendía a la población negra de los abusos de los blancos. Pronto su fama llegó a oídos de los representantes del CNA, del Congreso Nacional Africano, que le invitaron a unirse al partido que defendía la igualdad de derechos frente a la población blanca. Allí se convirtió rápido en el máximo dirigente, que protagonizó el cambio de estrategia, de lucha pacífica, por la violenta del atentado con bombas, por el incremento represivo y segregacionista del régimen. La cúpula del partido fue detenida en 1963 y condenada a cadena perpetua. En el alegato ante el tribunal, Nelson Mandela, reivindicó un régimen democrático, sin imposición de la raza blanca, ni negra.
Sufrió duras condiciones carcelarias durante 18 años en la prisión de Robben Island, para ser trasladado luego en 1981 a Pretoria. Aquí pudo tomar contacto, después de 20 años con su segunda mujer, Winnie, que había sido varias veces encarcelada porque había continuado la lucha iniciada por su marido. Ante la presión interna, y sobre todo el bloqueo económico que la comunidad internacional decretó contra el régimen del apartheid sudafricano, representantes del gobierno iniciaron conversaciones secretas con Mandela para su liberación, para el cambio político del país.


Al final consiguió ser liberado en 1990, sin aceptar las condiciones del régimen político, que tenía un verdadero temor ante la mayoritaria población negra. Él les había prometido la no violencia y la instauración de un régimen democrático. De esta manera sucedió cuando venció en las elecciones que impuso estas ideas de respeto racial entre poblaciones de diferente color de piel, pero iguales derechos, sin ejercer ninguna venganza, ni represalia por los crímenes y abusos cometidos durante tantos años. 
La película se ocupa mucho de su vida personal, del fracaso con la primera mujer por sus infidelidades, de la muerte de su hijo, de las discrepancias y posterior separación de Winnie. Así mismo, al final andando ya anciano por los campos que le vieron nacer pone de manifiesto en lo que se convirtió Nelson Mandela. En el líder de la población nativa de África, frente al interés imperialista de los antiguos colonizadores blancos. Un ejemplo carismático a seguir por la renuncia de la violencia y el respeto a la justicia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada