#eduPLEmooc


 El día 3 de marzo termina el curso Entornos Personales de Aprendizaje (PLE) para el desarrollo profesional docente, simbolizado por el hashtag de Twitter, #eduPLEmooc, al que he asistido realizando las tareas y actividades distribuidas durante 7 unidades. Tiene la particularidad de su forma de realización online y que es masivo, que comprende un número elevado de participantes por el que recibe el nombre de mooc. A la vez, resulta más abierto que un curso normal, en el sentido que ha habido algunos que se han incorporado a la mitad del curso, y otros que ni siquiera se han matriculado, pero al realizarse en las redes sociales, han compartido conocimientos y experiencia.
Para el profesional docente, el colectivo al que iba dirigido, no le suponía ningún título acreditativo de su realización, por el que se reconocían una serie de horas de formación para incorporar a su experiencia, sino una serie de emblemas, tres en concreto,  que simbolizan alcanzar unos objetivos propuestos. El resultado me ha parecido óptimo, por el aprendizaje teórico de las nuevas ideas pedagógicas asociadas al mundo tecnológico y de las herramientas básicas y servicios imprescindibles para su desarrollo. Algunas ya, la mayoría de los docentes, las habían adquirido o practicado. Solamente faltaba la justificación o definición precisa de la mismas. 
Primer emblema

El participante ha tenido que abrirse cuentas en los distintos servicios y redes sociales de Internet, si todavía no las tenía. Así, en los momentos finales del curso, se puede encontrar con la posibilidad de obtener y ser activo en los siguientes hastag de twitter, #eduPLEmooc, #MOOCAFE, #MAMOOCAFE, #eduPLEreto; y en los siguientes grupos de Facebook, también, #eduPLEmooc, El PLE y el trabajo por proyectos en secundaria, y otros de diversos temas propuestos para el trabajo comunitario en esta red y en Google +.
El desafío se refiere a que nuestra sociedad está viviendo una revolución tecnológica, en la que se habla ya de nativos digitales en el que las máquinas se encuentran interconectadas a la web. Unas máquinas que llevamos con nosotros las 24 horas del día. En consecuencia, la docencia debe cambiar para estar asociada al mundo presente y futuro que viviremos, para que sea más efectiva con el sistema productivo que está surgiendo, un entramado material que produce bienes económicos de los cuales necesitamos para sobrevivir.

Tercer emblema

Sin embargo, el mundo digital sobrepasa la dimensión humana. Cada día se crean cantidades ingentes de información. La capacidad tecnológica puede multiplicar tu exposición y relaciones sociales hasta niveles nunca vistos. Para ello es necesario crear un entorno personal de aprendizaje, un PLE, y el docente, propiciar que los alumnos lo elaboren con herramientas como Twitter, Facebook, Diigo, Feedly, Google,Scoop it., Storify.., para filtrar y seleccionar la información que les sea útil. Para no caer en la confusión, en una cierta alienación producida por tantas posibilidades que pueden llegar a surgir.
De esta manera se construye un nuevo rol de profesor, versado en el mundo de la web 2.0, en proceso de evolución, que potencia el desarrollo de competencias básicas, una de ellas esa la de content curation, o filtrado crítico de la información, y otra fundamental, la del aprendizaje o trabajo cooperativo. Los alumnos tendrían que transformar la responsabilidad ante él, en el sentido de comprometerse a construir su propia identidad, no como sujeto pasivo, sino activo, conectando el mundo real y el virtual, reproduciendo las mismas competencias del profesor antes dichas basadas en la mayor conectividad digital.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada