LA CRISIS DEL LADRILLO

Los problemas económicos y sociales que se viven actualmente en España provienen en primer lugar de la crisis financiera internacional y segundo del pinchazo de la burbuja inmobiliaria, convertida en una crisis de deuda y de los bancos. La película trata la llamada crisis del ladrillo en nuestro país que llevó a la urbanización de suelo rural y a la construcción desproporcionada de viviendas en todo el territorio. Tenía un fin especulativo, ganar dinero rápido, en un corto periodo de tiempo. Se basaba en el crédito fácil a las empresas promotoras y a las familias sin ninguna garantía de devolución.

La película, LOS FENÓMENOS (Os fenómenos), escrita y dirigida por Alfonso Zarauza, trata el problema de la construcción desde el punto de vista de una cuadrilla de obreros, especialmente del personaje de Neneta, una mujer madre de un niño pequeño que es abandonada por su pareja y tiene que regresar a su pueblo natal en Galicia y emplearse como peón. Tiene que superar enormes obstáculos. Todos los compañeros son hombres en un trabajo en los que prima la rapidez porque es a destajo. Cuanto más se hace, más se cobra. También al principio lo hace sin contrato, junto a inmigrantes en la misma situación.

El capataz y el constructor son auténticos explotadores que no les importa la situación humana de los trabajadores. El sistema funciona mientras llega dinero adelantado del banco. Sin embargo, cuando se anuncia la caída de las entidades financieras norteamericanas, las españolas restringen el crédito. La obra donde trabaja Neneta se para y comienzan los problemas de los personajes. Uno se da a la bebida porque no puede pagar la hipoteca ni alimentar a la familia.


 A la protagonista le sucederá lo mismo, que el piso que había comprado con ilusión frente a la costa, tiene que venderlo porque no puede pagar la hipoteca. Ella había abandonado la vida en una furgoneta y sin ataduras, por otra aparentemente más segura y tranquila. Sin embargo, se convierte en una prisionera por culpa de la crisis económica, en la que los trabajadores en primer lugar, y los ciudadanos en general,  son las principales víctimas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada