EL ENIGMA DE ALAN TURING

A finales del siglo XX y comienzos del siglo XXI se está produciendo una revolución tecnológica. El ser humano se vale de las máquinas, de los ordenadores para mejorar todos los aspectos de la vida, desde el sistema  productivo hasta el aprendizaje, pasando por las comunicaciones. La mayoría de la población lleva hoy uno consigo día y noche. Éstas se perfeccionan año tras año y se vislumbra la convivencia con robots en el futuro. Estos cambios que avanzan a una gran velocidad que el ser humano está asimilando con dificultad, no se han producido de la noche a la mañana, si no que fueron iniciados de forma primitiva a mediados del pasado siglo. 


Una de las mentes privilegiadas que puso las bases para su posterior desarrollo fue el matemático y profesor, Alan Turing, cuyas extraordinarias circunstancias que rodearon su vida son motivo de la película, THE IMITATION GAME (Descifrando Enigma), dirigida por el director noruego, Morten Tyldum, con un buen guión de Andrew Hodges y Graham Moore, basándose en un libro biográfico del personaje. El título hace referencia a un artículo del mismo que detallaba el método para determinar si algo parte de una máquina o de una persona real. Se puede añadir que el juego es un elemento fundamental en el planteamiento teórico de las máquinas y en la manera de ralacionarse con ellas los seres humanos.


La vida dramática de Alan Turing, un personaje que provocaba el rechazo de la gente por su soberbia y falta de empatía, tiene en su apuesta por las máquinas y el ser pionero de la informática actual el primer aspecto a destacar. El que resulta central en la película se refiere a que logró descifrar Enigma, la máquina alemana que encriptaba los mensajes durante la Segunda Guerra Mundial. Lo logró liderando un equipo heterogéneo de académicos, lingüistas, campeones de ajedrez y oficiales de inteligencia. También covenciendo al propio primer ministro Winston Churchill de que había que invertir una cuantiosa cifra de dinero en construir un artefacto electrónico que hiciera frente al sofisticado procedimiento del enemigo. La mente humana era incapaz de ello.


Así lo hicieron descubriendo que los mensajes repetían siempre el comienzo aludiendo al tiempo atmosférico y saludando al führer. La dificultad estaba en que los alemanes cambiaban la clave diariamente. También tuvieron que mantener en secreto tal hallazgo para que aquellos no variasen el aparato durante la guerra, lo que supuso limitar la información a determinadas acciones de guerra que de todas las maneras acortaron el conflicto y evitaron millones de muertos. El secreto se mantuvo después de la contienda marcando la vida de los protagonistas. Eran unos héroes de guerra pero también exmiembros de los servicios de inteligencia. Tal información no se desveló hasta muchos años después.


La vida y la personalidad de Alan Turing determina el desarrollo del relato fílmico. La homosexualidad estaba prohibida y castigada en el Reino Unido por aquellos años. Esto le influyó desde joven en las relaciones sociales, provocándole la soledad y el rechazo. Desde que estaba estudiando en la universidad; durante la guerra cuando él no veía un inconveniente trabajar con mujeres, por aquella época considerado hasta cierto punto indecoroso; y después, cuando en el año 52 le detienen y condenan por indecencia grave, tras averiguar la policía que mantenía relaciones con hombres. Fue condenado a la castración química durante un año, tras lo cual se suicidó a los 41 años.


El argumento, por tanto, destaca por la riqueza de perspectivas: el conflicto bélico; las relaciones humanas; la importancia de las máquinas inteligentes adelantándose al futuro, y la propia vida del malogrado científico. Esto hace que la película se estructure en base a dos flash backs, uno inserto en otro. Primero un tiempo en los años 50 cuando le detiene la policía y le interroga. Segundo el pasado, recuerdo de los sucesos de la guerra. Tercero, otro pasado, recuerdo de su juventud, que explica y marca el origen de su carácter y orientación sexual.


Un personaje incomprendido y maltratado por una sociedad todavía no suficientemente libre, que frustró las posibilidades de realizar mayores aportaciones al bienestar humano. Recientemente el gobierno británico rehabilitó su prestigio y la reina de Inglaterra le condecoró a título póstumo. El que se convirtió en héroe de guerra contra la tiranía del nazismo, luego pereció por una opresión semejante de una sociedad inglesa que proclamaba la libertad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada