GOYA EN MADRID

La gallina ciega, 1788
El Museo del Prado organiza la exposición GOYA EN MADRID. CARTONES PARA TAPICES 1775-1794 como un avance de las investigaciones que se están llevando a cabo en el museo sobre estas obras del pintor aragonés. El artista llegó a la capital en 1775 para colaborar en el proyecto de los cartones de tapices destinados a decorar los palacios reales. Recibiría un total de siete encargos que culminarían con la última serie en el reinado de Carlos IV, entre 1791 y 1794. Durante ese tiempo llegó a ser reconocido en la Corte. Ingresó en la Academia en 1780 y seis años después fue nombrado primer pintor de cámara.

Riña en la Venta Nueva, 1777
La muestra se organiza en ocho secciones según los temas de los cartones: La caza, Divertimientos, Las clases sociales, Música y baile, Niños, Los sueños, Las Cuatro Estaciones y El aire. Solamente dos de ellas se han mantenido como tales, la de la caza y las Cuatro Estaciones, siguiendo en general una ordenación cronológica o entresacando las obras. La aportación de Goya la encontramos en las numerosas fuentes de inspiración que utiliza de artistas barrocos o de esculturas clásicas que observó en las Colecciones Reales o en los estudios realizados en Roma, y en su particular visión del mundo y de la sociedad. 

Niños con perros de presa, 1786
 De esta manera numerosas obras de pintores anteriores como David Teniers, Philips Wourwerman, Pieter Bruegel el Viejo, Rubens, Paul del Vos, Juan van der Hamen, Zurbarán,Velázquez o Murillo, entre otros, así como esculturas clásicas, son expuestas junto a ellos. A su vez, las obras de artistas contemporáneos que se muestran sirven para resaltar las características del estilo de Goya cuando aborda los mismos temas. Un estilo de nivel superior al del resto por el conocimiento y grandeza en la representación espacial, en la composición. También por su naturalismo en la captación de la luz y en el colorido, completado con una técnica prodigiosa que permite una imagen adecuada de los estados de la materia.

En Invierno, 1786
Por otra parte representa igualmente, los cambios sociales que se produce en la época y los debates de carácter moral por  la influencia de la Ilustración, que se ocupa de la mejora del pueblo, en cuanto al trabajo, a la diversión o a la educación de los niños. También la valoración positiva del contacto con la Naturaleza y el impacto de los avances científicos. Nada mejor que la contemplación de los cartones para tapices, para comprender la aportación de Goya a la Historia del Arte, en la transición entre el Antiguo Régimen y el mundo contemporáneo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada