HISTORIA EN LA FRANCIA OCUPADA

La película, SUITE FRANCESA (Suite française), dirigida por el británico, Saul Dibb, es una adaptación de la novela del mismo título de la escritora Irene Némirowsky. Una obra inconclusa formada por dos relatos cortos publicada con mucho éxito en 2004. La escritora era una novelista famosa en Francia con tan sólo 39 años. Vivía en París con sus dos hijas y su marido pero la invasión alemana le obligó a desplazarse a un pueblo de la Borgoña. Su ascendencia judía ucraniana le llevaría a la muerte en Auschwitz en 1942. El conjunto de la obra inconclusa tendría cinco partes relacionadas formando una historia épica de un país en guerra.

Irene Némirowsky
La muerte de la escritora mientras escribía a manos de aquellos sobre los que estaba escribiendo constituye un retrato de las relaciones de los franceses con los ocupantes alemanes en una población rural. El eje central de la película es una historia de amor entre una joven francesa, Lucille (Michelle Williams) cuyo marido está prisionero, y un oficial alemán, Bruno (Mathias Scoenaerts), que se aloja en la casa adinerada donde vive con su suegra. Al pueblecito a las afueras de París, Bussy, han llegado también un número elevado de refugiados huyendo de la capital y el alimento empieza a escasear.


Los jóvenes se encuentran en el frente o han sido prisioneros y predomina la población femenina. Bruno a diferencia de otros oficiales alemanes, es un refinado compositor, que por su afición musical logra atraer a Lucille, que toca el piano. La llegada de los ocupantes ha propiciado que los vecinos del pueblo se denuncien unos a otros. A causa de ello, Lucille averigua que su marido le había engañado, lo que estimula más su relación con Bruno, a pesar de la mala fama que le proporciona.


Las circunstancias de enfrentamiento que se viven en el pueblo con los ocupantes, terminan por decantar la inclinación de cada uno hacia su bando. Por un lado los abusos sobre la población y la represión de cualquier disidencia, por otro, la colaboración para la resistencia contra el ejército enemigo. El título de la película y de la obra literaria alude a la composición musical que está escribiendo el oficial alemán en casa de Lucille. Una composición que expresa el amor, los sentimientos surgidos entre un hombre y una mujer, hasta el punto que los protagonistas llegan a transgredir la lógica de la guerra, apostando por la libertad contra la violencia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada