EL TRIUNFO DE LA VERDAD


En los últimos tiempos la Iglesia católica se ha comprometido a la lucha contra los abusos cometidos en su seno contra los niños. A ello le precede un largo periodo de encubrimiento y silencio de las autoridades eclesiáticas que se limitaban a trasladar al culpable de un lugar a otro. Esta circunstancia no impedía que se volvieran a producir idénticas violaciones. La película, SPOTLIGHT, dirigida y escrita por Tom McCarthy, se centra en el proceso de investigación llevado por un grupo especial así llamado del periódico Boston Globe. El artículo que publicaron a comienzos de 2002 que sacaba a la luz la ocultación sistemática de la Iglesia de innumerables casos de pedofília perpetrados por más de 70 sacerdotes locales, consiguió el Premio Pulitzer de ese año.


La idea de la investigación partió del nuevo editor, Marty Baron (Liev Schreiber) que se puso al frente de la publicación con el fin de aumentar la rentabilidad. Hasta ese momento el periódico solamente había sacado pequeños artículos de algunas denuncias que habían llegado a los tribunales. La Iglesia solía llegar a acuerdos privados con las familias de la víctimas para mantener el anonimato de ésta y del culpable a cambio de una compensación económica. Igualmente, en los casos juzgados, las pruebas no se hacían públicas. Por otra parte, Boston es una ciudad con una mayoría católica, donde la institución religiosa, tiene una gran influencia en todos los ámbitos.


De esta manera, el grupo de periodístas dirigidos por Robby Robinson (Michael Keaton), tenia que sortear grandes obstáculos para escribir un artículo de investigación y denuncia. En el camino se encontraron con una asociación de víctimas que le aportó material; algunas víctimas que les contaron su duro testimonio y las terribles consecuencias de los abusos; y dos tipos de abogados, uno que las defendía en los tribunales, y otro que colaboraba con la institución para los acuerdos al margen de la ley. También la aportación de un psiquiatra que había investigado durante más de treinta años sobre este fenómeno. Éste afirmaba que había un 6% de sacerdotes pederastas a causa de una evidente inmadurez psicosexual.


Con estos datos llegaron a la conclusión que en Boston habría un total de 90 sacerdotes que hubieran abusado. Los periodistas demostraron que por los libros de registro de la propia Iglesia, se podía establecer que unos 87, estarían afectados. Al final escribieron el artículo con pruebas sobre 70. Una vez publicado el mismo, numerosas víctimas tomaron conciencia de su situación y las cifras reales que aporta la película llega a mas de 200 religiosos y alrededor de 1000 víctimas. Las últimas imágenes recuerdan los numerosos lugares del mundo donde se han encontrado casos similares.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada