HISTORIA DEL ARTE Y FOTOGRAFÍA

Fotografía, papel a la sal, Vista del establecimiento de Henneman, 1846
El Museo del Prado organiza una pequeña exposición sobre el primer libro de Historia del Arte publicado en el mundo que se ilustró con fotografías. Se titula, Copiado por el sol. Los talbotipos de los "Annals of the Artists of Spain" de William Stirling Maxwell (1847). Reúne un conjunto de negativos y positivos sobre obras de arte español realizados con la técnica inventada por Henry Fox Talbot en 1842, por el cual a partir de unas tomas realizadas al aire libre se obtenían unos negativos en papel llamados talbotipos. El libro Talbotype Illustrations contenía sesenta y ocho reproducciones fotográficas de algunas de las obras estudiadas en los Annals y sólo se editaron cincuenta ejemplares para regalo de los familiares, amigos y bibliotecas, como un cuarto volumen de los tres que constituían éstos.

Fotografía, papel a la sal, Vista del establecimiento fotográfico de Henneman, 1846
En la exposición madrileña los talbotipos se realizaron en el establecimiento de Nicolaas Henneman, ayudante de Talbot y nos muestran las características y limitaciones de la nueva técnica fotográfica. La sensibilidad de los negativos a la luz era baja por lo que las capturas debían efectuarse en exteriores y con tiempos prolongados de exposición. De ahi el título copiado por el sol. Igualmente el positivo o copia se realizaba de la misma manera, poniendo en contacto el negativo con un papel emulsionado. La tosquedad del procedimiento ha provocado numerosas deficiencias en los ejemplos conservados. De esta manera, en los veinticinco ejemplares conocidos del volumen Talbotype Illustrations, hay diferentes niveles de degradación dependiendo de cómo han reaccionado los elementos químicos al ambiente de conservación.

Fotografía, papel a la sal, Nicolaas Henneman, Diego Velázquez. Juana Pacheco, a partir de una estampa, 1847
Sin embargo, lo más importante es la incorporación de la recién inventada fotografía al conocimiento y difusión de la Historia del Arte. Suponía sustituir los grabados y las litografías empleadas tradicionalmente por imágenes que reproducían obras de arte de una manera más sencilla. Había, de todas formas, un significativo impedimento, al tener que utilizar la luz del sol, limitaba realizar las tomas en el interior de museos e iglesias. Así, lo que se fotografiaba eran grabados y litografías sueltas o dentro de libros. Otras veces se utilizaban como modelos, copias realizadas al óleo o a la acuarela de las obras escogidas. En ocasiones excepcionales pudo reproducir obras originales de pequeño formato, alguna mostrada en la exposición.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada