ADOLESCENCIA Y CONFLICTO


En un conjunto de población conviven diferentes generaciones organizadas en unidades familiares. Los jóvenes si son menores de edad están sometidos a las indicaciones de los adultos que trabajan y llevan la iniciativa. Sin embargo, tienen unos intereses y unos gustos diferentes que los padres. Si se produce un conflicto de cualquier naturaleza entre los adultos, tal vez ellos no tengan una influencia decisiva, pero su  presencia se hace notar. Este es el planteamiento de la película, VERANO EN BROOKLYN (Little Men), escrita y dirigida por el norteamericano, Ira Sachs, que cuenta la amistad de dos adolescentes, Jake y Tony, ambos con aspiraciones artísticas, uno por el dibujo y la pintura, y otro por la interpretación.


Se han conocido cuando la familia de Jake hereda la vivienda donde vivía el abuelo en Brooklyn con la circunstancia que en el piso de la calle tenía una tienda alquilada de ropa llevada por una inmigrante chilena madre de Tony. Los dos jóvenes, aunque de distinto carácter, uno es introvertido y otro más abierto, se hacen muy amigos y van a compartir la afición a los videojuegos y recorrer los parques y las calles, más ahora que están de vacaciones de verano. Los problemas surgen cuando los padres de Jake, un actor y una psicoterapeuta, deciden aumentar el alquiler de la tienda, presionados por la tía, la otra heredera del edificio, aprovechando el fin del contrato y el proceso de subida de precios en este barrio de Nueva York.


Tanto Jake como Tony empezarán a sufrir la disputa entre inquilino y arrendatario, hasta el punto que no les dejarán estar juntos como antes. Ellos, como respuesta, dejarán de hablar a sus padres, hasta que por lo menos se enteren de cuál es el problema. De todas formas, no podrán hacer nada para evitar el deshaucio de la tienda, por cuanto la madre de Tony, no puede afrontar pagar un alquiler más elevado. El local quedará vacío y otra vez en alquiler hasta que llegue un nuevo inquilino que monte un negocio más acorde al nuevo nivel de vida del barrio y que pague un mayor precio. Los jóvenes perderán el contacto y por tanto la amistad surgida en verano, pero cuando comience el nuevo curso, seguirán estudiando según sus intereses artísticos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada