LA FOTOGRAFÍA DE ROBERT DOISNEAU

El beso frente al Hôtel de Ville, 1950
La Fundación Canal organiza la exposición, ROBERT DOISNEAU. La belleza de lo cotidiano, que reune un conjunto de 80 obras significativas del fotógrafo francés. Han sido seleccionadas por el Atelier del autor, un archivo que conserva unos 450 mil negativos, en concreto por sus hijas, Annete y Francine. Robert Doisneau es uno de los artistas de la imagen más conocidos y famosos del siglo XX, cuyas obras permanecen en la memoria del aficionado. La exposición permite entrar en contacto con esas fotografías tan icónicas, y otras, que no lo son tanto pero que nos permiten hacernos una idea de cómo fue su estilo y su procedimiento creativo.

La mirada oblicua, París, 1948
Podemos conocer alguna de sus cámaras, las revistas y libros donde fueron publicadas las imágenes y positivos de reducido tamaño que nos permiten descubrir cuál fue la serie entre la cual se encontraba alguna de las fotografías expuestas en tamaño grande. Las mejores obras pertenecen a los años 40 y 50, realizadas en blanco y negro, aunque hay un conjunto en color del reportaje que hizo de los campos de golf de Palm Springs en 1960. Por otra parte se ha dicho que fue un narrador de una ficción extraída de la realidad. No podemos estar más de acuerdo, por cuanto nunca se separa de ella para la creación de la imagen. Sin embargo, son reflejos, ilusiones de la misma, detalles insignificantes de un mundo que él observaba con agudeza.

La información escolar, París, 1956
Su trabajo consistía en localizar un ambiente sugerente para captar los gestos de las personas que se encontrasen en ese lugar, lo que le proporcionó un estilo fresco e inmediato. No fue un fotógrafo de grandes proyectos con normas fijas. Eso se refleja en la exposición madrileña donde no hay un criterio clasificatorio de las imágenes. El espectador encuentra, de todas las maneras, una voluntad de transformar la realidad, de proporcionar una visión personal que cambia a aquella en una ilusión con el objetivo de mostrar la belleza de  la vida cotidiana, que cualquier persona no descubre a simple vista.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada